Agentes de la Policía Nacional han detenido en la zona centro de Granada a un varón de 61 años. Nacionalidad española y oriundo de Perú. Presunto autor de un delito de falsificación documental. Tras haber pretendido identificarse con un carnet de identidad manipulado en unos de sus datos biográficos, cuando los policías estaban comprobando la existencia de una posible fiesta ilegal. Organizada en su propio domicilio donde presuntamente se habría vulnerado el confinamiento perimetral y las medidas sanitarias anti-Covid.

Los hechos tuvieron lugar cuando una patrulla de policía fue comisionada para comprobar la posible existencia de una fiesta ilegal en el interior de un piso de la zona centro de Granada. Los vecinos de un bloque alertaban
de ruidos y una importante concentración de personas en uno de los
pisos de la finca. Sospechaban de la celebración de una concentración en
la que podrían estar vulnerándose tanto el confinamiento perimetral como las medidas sanitarias.

Una vez en el lugar, los agentes comprobaron que efectivamente había
una gran cantidad de ruido producido por una concentración de personas
en el piso señalado. Tras llamar insistentemente los agentes consiguieron
ser atendidos por quién dijo ser el propietario y morador de la vivienda. El cual reconoció encontrarse reunido con un grupo de cinco amigos, con
los que estaba compartiendo un rato de ocio. Tras solicitarle la entrada
en el domicilio, para comprobar cual era la situación real, este se negó de
forma categórica
. Además, impidió igualmente que los agentes pudieran identificar a los allí reunidos al no facilitar su salida del piso.

Seguidamente manifestó su intención de asumir él sólo toda la
responsabilidad de dicha reunión
. Tras acceder a identificarse, mediante la exhibición de su dni, uno de los actuantes comprobó como el mismo se encontraba manipulado en uno de sus datos biográficos. Dicha manipulación consistía en la alteración de uno de los dígitos relativos a la fecha de nacimiento.