Agentes de la Policía Nacional han detenido en Motril a dos personas, un varón de 37 años de origen marroquí con antecedentes policiales y su pareja, una mujer de 36 años de nacionalidad española, sin antecedentes previos, como presuntos autores de varios robos en cortijos situados en la zona de la Rambla del Piojo de Motril en los que habrían sustraído herramientas u otros objetos y amenazado a sus propietarios o testigos.

Las investigaciones se iniciaron cuando se recibió una denuncia en la que el propietario de un cortijo situado en la zona de la Rambla del Piojo de Motril, en el que no habita, denunciaba haber sufrido varios robos tras cortar la valla metálica perimetral y forzar la puerta. Según la denuncia, el perjudicado había sorprendido en alguna ocasión dentro del perímetro de su propiedad a un vecino residente en otro cortijo próximo y a la pareja sentimental de éste, quienes se habían limitado a amenazarlo. Al parecer parte del producto de estos robos, podría superar los 2.000 euros, se estaría vendiendo en una chatarrería.

En las mismas fechas, los agentes recibieron otra denuncia en la que el dueño de otro cortijo cercano a los anteriores denunciaba a la misma pareja por otro robo de idénticas características. Al parecer, esta pareja aprovechaba la ausencia en la zona donde residían los perjudicados. Una vez que eran descubiertos por los dueños u otras personas, se marchaban no sin antes verter amenazas para evitar ser denunciados.

El registro del Cortijo culminó con la detención de la pareja

Los investigadores realizaron las gestiones oportunas que culminaron con el registro del cortijo donde reside la pareja detenida, lugar donde arrestaron a la mujer y en el que intervinieron numerosos objetos de procedencia desconocida los cuales presumen que podrían proceder de otros robos cometidos en zonas rurales de la comarca de Motril. Posteriormente detuvieron al varón.

Cualquier persona que reconozca los efectos cuyas fotografías se acompañan, puede contactar con la Policía Nacional mediante llamada al 091, al objeto de determinar su procedencia y, en su caso, su restitución. Principalmente las personas que hayan podido sufrir el robo en sus viviendas de alguna de estas herramientas o efectos en los últimos meses. Los detenidos ya han pasado a disposición de la autoridad judicial en Motril.

Foto: Policía Nacional