Los hechos tuvieron lugar en torno a las siete de la tarde cuando un vigilante de un conocido hipermercado de la zona norte avisaba de que había retenido a una persona. Esta había intentado robar artículos puestos a la venta en este establecimiento.

El individuo había entrado como un usuario más, pero se escondió de manera disimulada varias botellas de bebidas alcohólicas en el interior de la mochila que portaba. Posteriormente se dirigió a la zona de venta del pan donde cogió una barra para, acto seguido, dirigirse a la línea de cajas.
Una vez frente a la cajera, el presunto autor intentó efectuar el pago
únicamente de la mencionada barra, momento en el que fue retenido por
el vigilante del establecimiento hasta la llegada de los agentes de policía.

En la inspección realizada sobre la mochila que portaba, se descubrió en su interior seis botellas de bebidas alcohólicas de conocidas marcas. Concretamente tres de ginebra, una de vodka y dos de whiskey, todas ellas valoradas en más de 80 euros. El detenido ya ha pasado a disposición de la autoridad judicial en Granada.