coche-policia

La Policía ha detenido en Granada a un varón de 43 años con antecedentes policiales como presunto autor de un delito de coacciones. Pues cambió la cerradura de la vivienda de los inquilinos de un piso situado en la barriada de la Chana.

El suceso tuvo lugar en un piso de la barriada de la Chana hasta donde los
agentes fueron comisionados tras recibir una llamada en la central CIMACC-091. En la llamada los inquilinos de una vivienda manifestaron no poder acceder al interior de su domicilio porque les habían cambiado la cerradura. En el piso contactaron con dichos inquilinos quienes dijeron haber salido de su domicilio para ir a trabajar. A su vuelta se habían encontrado con la cerradura de la puerta cambiada, impidiéndoles el acceso a su interior.

La narración de los hechos

En ese momento no se localizó a nadie dentro de la vivienda. Si bien los
policías contactaron telefónicamente con la propietaria la cual manifestó
que, a lo largo de la tarde, su pareja se había desplazado hasta el piso de
su propiedad y había cambiado la cerradura.

Posteriormente, tras haber sido citado, se personó en el piso el varón que
había cambiado la cerradura. El cual reconoció haberlo hecho e incluso
haber contactado con una empresa de seguridad para instalar una alarma. Por lo que fue detenido por los agentes y trasladado a dependencias policiales como presunto autor de un delito de coacciones.

Por su parte los inquilinos manifestaron residir en la vivienda desde hacía
dos años. En el momento de marcharse del domicilio para trabajar,
habían dejado 1.500 euros en una mesa, cantidad que el detenido negó
haber cogido. Los moradores pudieron acceder al interior de su domicilio
gracias a la entrega de una llave por parte del detenido y los agentes
comprobaron que, efectivamente constituía su morada. Finalmente ambas partes acordaron que abandonarían la vivienda en varios días. El detenido ya ha pasado a disposición de la autoridad judicial.