La Policía Nacional ha detenido en Granada a un varón de 21 años de edad con antecedentes policiales. Además, cuenta con una orden de expulsión del territorio nacional decretada en octubre de 2020. Se le atribuye la autoría de un robo en una vivienda situada en el centro de Granada.

Los agentes recibieron una llamada de un vecino que alertó de la presencia de dos varones. Ambos estaban robando en el interior de una vivienda situada en una calle del Albaicín. Gracias esta llamada, los agentes se desplazaron rápidamente hasta el lugar y a su llegada observaron a dos varones quienes efectivamente parecían estar robando efectos del interior de la vivienda.

Una vez que detectaron a los policías, ambos individuos emprendieron una veloz huida, abandonando las bolsas en la vía pública. Inmediatamente uno de ellos fue interceptado y detenido mientras el otro fue perseguido por varias calles y finalmente escapó. No sin antes forcejear con el policía que llegó a darle alcance en un momento del seguimiento.

Los agentes realizaron una inspección ocular técnico-policial y comprobaron que en el bajo del inmueble se había forzado una persiana. No obstante este local, a pesar de encontrarse amueblado, presentaba aspecto de no estar habitado. En el interior de las bolsas se recuperaron numerosos componentes informáticos, un equipo informático, tres vídeoconsolas, varios discos duros, dos tablets, pendrives, numerosos cargadores, varios altavoces y también ropa y calzado.