Vehiculo-policial

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Granada a dos varones de 21 y 26 años, ambos con antecedentes policiales, como presuntos autores de una agresión contra dos jóvenes que resultaron lesionados en diversas partes del cuerpo. Al parecer estuvo motivada por intentar saltarse el turno en un establecimiento de comida rápida situado en el centro de Granada.

Agresión en el centro de Granada grabada por testigos del suceso

El suceso tuvo lugar en torno a las 06.00 horas del pasado 9 de octubre, cuando dos jóvenes amigos de 22 y 24 años se encontraban esperando a ser atendidos en un establecimiento de comida rápida situado en la calle Pedro Antonio de Alarcón. De repente, comenzaron una discusión con dos varones que intentaron saltarse el turno. En un momento dado, hubo varios empujones e intercambio de puñetazos y golpes con varios objetos contundentes.

La agresión continuó en la vía pública, a la puerta del establecimiento. A partir de ahí, los presuntos agresores golpearon a cada uno de los jóvenes agredidos, quienes recibieron varios puñetazos en la cabeza, arrojando al suelo a uno de ellos, lugar donde continuó siendo agredido quedando aturdido durante unos segundos. Mientras tanto el amigo recibió un fuerte golpe en la cabeza, propinado con un taburete por el segundo agresor. Como consecuencia de este golpe cayó al suelo, donde seguidamente le propinó una patada en el rostro. Finalmente, ambos individuos huyeron del lugar a la carrera.

Debido a las lesiones sufridas durante la agresión, las víctimas necesitaron varias atenciones médicas, de las que se recuperan actualmente. El hecho tuvo repercusión mediática local, ya que un testigo grabó un vídeo que recogía la agresión, el cual posteriormente se difundió por redes sociales. Agentes de la Comisaría de Distrito Centro iniciaron la investigación respecto de la agresión, que fue denunciada por las víctimas el día 18.

Una vez recopilada la información, e identificados los presuntos agresores, este lunes 25 de octubre tuvo lugar un operativo policial destinado a su detención, localizando en primer lugar a uno de los varones y posteriormente al otro. Ambos han pasado a disposición de la autoridad judicial.