El concejal de Protección Ciudadana, César Díaz y el superintendente de la Policía Local de Granada, José Manuel Avilés, han realizado un balance de las actuaciones realizadas por los agentes que integran el Cuerpo durante el 2020. Un año en que los agentes han destacado por su función de servicio público. Además de su solidaridad para ayudar a quienes más lo necesitan.

El responsable de Protección Ciudadana ha realizado un balance de la actuación de la Policía local en un año marcado por cinco ejes de actuación. Concretado en el auxilio de personas, el control de la pandemia, la organización interna, la labor informativa y el mantenimiento de los servicios ordinarios.

El edil ha detallado la importante labor realizada por los agentes para el control de la pandemia con 436 controles en la calle. Más de 4.992 controles a establecimientos frente a las 533 del año anterior. “El toque de queda y las limitaciones horarios también han disparado nuestras actuaciones por ruidos. Además por fiestas, con más de 7.955 denuncias por ruidos y fiestas frente a las 5.091 intervenciones del año anterior, lo que representa un incremento de un 56%”.

Otros datos facilitados por el concejal son las 1.774 denuncias interpuestas por botellón. Las 2.150 multas por incumplimiento del estado de alarma o las cerca de un millar por ruidos en viviendas. Respecto a la vigilancia de espacios públicos, la Policía Local ha realizado en 2020 un total de 19.055 actuaciones.

El edil ha destacado el trabajo realizado para la organización interna del Cuerpo en coordinación permanente con Subdelegación, CNP, Guardia Civil, Sanitarios, Servicios Sociales y Distrito Sanitario. Así como las actuaciones para la desinfección de instalaciones y medios y la creación de grupos de reserva.