Los hechos tuvieron lugar sobre el mediodía del pasado día 7 de este
mes
en un domicilio de la zona alta del Albaicín. Cuando un menor de 9
años que estaba pasando las festividades navideñas junto a su madre en su
segunda residencia tuvo una discusión con su progenitora. Abandonó el
hogar a continuación sin llevarse ropa de abrigo ni disponer de teléfono
móvil.

Aunque, en un primer momento la madre pensó que el menor volvería
pronto, esto no ocurrió. La preocupación de la madre fue en aumento.
Teniendo en cuenta la niebla, las bajas temperaturas y la lluvia que caía ese
día, de tal forma que, al cabo de dos horas, se puso en contacto con
amigos, conocidos y vecinos
para intentar averiguar el paradero de su hijo.

Tras conocer la noticia los vecinos se organizaron a través de un grupo de
una aplicación móvil. Comenzando la búsqueda por la zona de San Miguel
Alto
, lugar en el que había sido visto entre las doce y la una de esa misma
mañana.

Un policía, vecino y conocedor de la zona, que se encontraba fuera de
servicio se unió a la búsqueda. Teniendo la iniciativa de utilizar su moto
particular para cubrir una zona de búsqueda más extensa. El desenlace final tuvo lugar sobre las 20:30 horas, ya bien entrada la noche, cuando el
mencionado policía logró encontrar al menor con síntomas de hipotermia y desorientado. Dicho menor fue trasladado por una patrulla de policía, que también estaba participando en el dispositivo de búsqueda, hasta la
comisaría donde la madre del fugado acababa de presentar denuncia por
estos hechos.