El pasado domingo día 20, agentes de la Policía Nacional pertenecientes a la Comisaría de Motril localizaron y rescataron a un menor de edad que había desaparecido. En el momento de su localización el niño se encontraba en la playa dirigiéndose hacia el mar, que presentaba un fuerte oleaje.

Los agentes pertenecientes a la Brigada de Seguridad Ciudadana de Motril recibieron un comunicado después de que la madre de un menor realizara una llamada al CIMACC-091 denunciando la desaparición de su hijo menor de edad.

De forma inmediata, los policías se dirigieron al domicilio de la madre para recabar los datos tanto del suceso como de las características del menor. La señora mostraba evidentes síntomas de nerviosismo por la desaparición de su hijo, motivado sobre todo porque el menor presentaba un importante grado de discapacidad y temía por lo que le pudiera ocurrir.

La información obtenida la facilitaron al resto de dotaciones en servicio, las cuales ya se encontraban inmersas en un dispositivo de búsqueda por la zona del litoral costero y diversos establecimientos del lugar. Tras recibir cierta información relativa a que podría encontrarse en las inmediaciones de un establecimiento concreto, consiguieron localizarlo, concretamente en la playa.

El menor se disponía a adentrarse en el mar

El menor estaba intentando adentrarse en el mar, que en ese momento mantenía un fuerte y peligroso oleaje. Tanto los policías como un pescador, que también se encontraba en el lugar, llegaron justo a tiempo de evitar que el niño continuara avanzando hacia el agua. Finalmente, el menor no llegó a sufrir ningún daño y fue entregado sano y salvo por los agentes a su familia.