Vehículo policial en hospital

Agentes de la Policía Nacional de Granada han conseguido reanimar a un varón de 56 años de edad, el cual se encontraba aislado en su domicilio sin pulso ni respiración y aparentemente fallecido. El hombre vivía sólo debido al reciente fallecimiento de su madre, con quien compartía la vivienda.

El CIMACC-091 recibió una llamada de un ciudadano, el cual decía que no sabía nada de su hermano desde hacía varios días.

Los agentes policiales, una vez en el lugar, fueron asistidos por bomberos, quienes consiguieron franquear el acceso a la vivienda fracturando un cerrojo que cerraba la puerta de la vivienda. Ya en el interior, los policías se dirigieron al dormitorio principal, siendo allí donde encontraron boca arriba a la víctima, con los ojos abiertos, sin indicios de respiración y al parecer con un fuerte golpe en la nuca.

Tras tomarle el pulso y ante la ausencia de latidos los agentes en un primer momento pensaron que dicha persona había fallecido por lo que iniciaron el protocolo judicial destinado al levantamiento del cadáver. No obstante, uno de los policías creyó ver un ligero movimiento del párpado, así como leves movimientos abdominales por lo que avisó al resto de los presentes e inició rápidamente las maniobras de reanimación cardio-pulmonar, colaborando los efectivos de bomberos con material sanitario y una bombona de oxígeno.

El hombre fue trasladado al Hospital del PTS y se encuentra estable en estos momentos.