Operación-Brácula

Los Agentes de la Policía Nacional de Granada han detenido a cinco personas, dos de ellas de nacionalidad española y tres marroquíes, sin antecedentes policiales, como presuntos autores de explotar laboralmente a ciudadanos extranjeros.

La investigación se inició el pasado mes de mayo, cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de un grupo de ciudadanos marroquíes que se encontraban ilegalmente en el territorio español y que estaban siendo empadronados en Loja.

El domicilio donde estaban siendo alojados, era propiedad de otro compatriota que ya había adquirido la nacionalidad española. El varón les ofrecía trabajar con él en labores agrícolas, principalmente en la recogida del espárrago, por las que realizaban jornadas de 11 o 12 horas a cambio de cobrar seis euros la hora.

Operación-Brácula
FOTO: Policía Nacional

Tras una serie de gestiones, los agentes pertenecientes a la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras, junto con la Inspección de Trabajo y en colaboración de agentes de la Policía Local de Loja, se dirigieron a las fincas donde identificaron a los trabajadores marroquíes.

A partir de ese momento, tuvieron conocimiento de que el propietario de la vivienda les cobraba 450 euros por empadronarlos en la misma, trámite que es completamente gratuito. También les hacía pagar 100 euros mensuales por un colchón en una habitación en la que podían dormir hasta siete u ocho personas.

Con esta intervención, los agentes pretenden acabar con el efecto llamada que se está produciendo en ciertas poblaciones de Granada.