Policia-Nacional-Marihuana-intervenida

Agentes especializados de la Policía Nacional pertenecientes a la Comisaría del Distrito Norte han desmantelado dos plantaciones de marihuana a gran escala localizadas en un inmueble perteneciente a la barriada de Almanjáyar, donde han incautado un total de 73 kilos de marihuana ya transformada y lista para su distribución o envasado junto con cerca de 300 plantas de la misma especie y diverso material dedicado a su transformación.

Paralelamente se han inspeccionado 40 viviendas, resultando que el 90% de las mismas contaban con conexiones ilegales a la red de suministro eléctrico. Aunque no ha habido detenidos, hasta el momento, la investigación sigue en marcha.

La presente operación ha sido desarrollada por agentes de la Policía Nacional pertenecientes a la Comisaría del Distrito Norte, los cuales comenzaron su investigación tras tener conocimiento de la posible existencia de numerosas viviendas con conexiones ilegales a la red y plantaciones ilegales de marihuana a gran escala en la barriada de Almanjáyar. De esta forma, desde ese momento, agentes especializados comenzaron sus averiguaciones sobre dichos inmuebles.

Una vez finalizadas las pesquisas policiales, se llevó a cabo un dispositivo que permitió la inspección de 40 viviendas y el registro de un inmueble, todos ellos localizados en el mencionado barrio.

El 90% de las viviendas inspeccionadas con conexiones ilegales

Durante esta operación se inspeccionaron un total de 40 viviendas, contando con la colaboración del personal de ENDESA, con el objetivo de detectar posibles defraudaciones de fluido eléctrico, delito este que suele ir aparejado al del tráfico de drogas en su modalidad de cultivo.

Dichas inspecciones revelaron que 36 de las 40 viviendas revisadas contaban con un enganche ilegal a la red de suministro eléctrico, lo que supone el 90% del cómputo global. En relación con dichas instalaciones fueron identificadas una quincena de personas.

Foto: Policía Nacional.

73 kilos de cogollos de marihuana y cerca de 300 plantas

El registro realizado en una de las viviendas permitió descubrir una distribución en cinco habitaciones que constituían una unidad productiva completa, en la que se realizaban todas las fases de este proceso integrado por la obtención de plantas mediante cultivo, su transformación, envasado, y su almacenaje, previo a la siguiente fase que sería la de distribución y venta.

a primera habitación fue encontrada perfectamente habilitada para el cultivo de cannabis sátiva, contando con sistemas de iluminación, ventilación y extracción de aire, aunque vacía de plantas en ese momento. En la segunda de las piezas se encontró una balanza de precisión, una máquina envasadora al vacío y cinco sacos de sustrato para el cultivo. Por su parte, la tercera de las estancias, la cual se encontró cerrada bajo llave, estaba siendo utilizada como almacén. En su interior se localizaron 54 bolsas de plástico transparente conteniendo marihuana ya procesada y envasada al vacío, lista para su distribución. Junto a estas bolsas aparecieron otras dos bolsas de basura de color negro y gran tamaño conteniendo marihuana transformada y pendiente de ser envasada a la manera de la anterior.

Dentro de las dos últimas habitaciones los agentes se incautaron de cerca de 300 plantas de marihuana, las cuales se encontraban en un estado temprano de desarrollo vegetativo, hallándose ambas divisiones totalmente habilitadas para favorecer su crecimiento y floración.

Aunque hasta el momento no ha habido detenciones en relación con esta operación la investigación sigue en curso, habiéndose puesto en conocimiento de la autoridad judicial todos estos hechos