marihuana-cultivo-granada

Agentes de la Policía Nacional de Granada han desmantelado un punto de cultivo de marihuana a gran escala en el que se han incautado 3.380 plantas madre. La plantación se ha localizado en un pueblo del área metropolitana de la ciudad; en los sótanos de un negocio legal destinado a una lavandería, escondida tras una puerta y una trampilla abierta en el suelo, a la que se bajaba a través de una escalera.

Al detenido, un varón de 63 años de nacionalidad española, se le considera presunto autor de delitos de tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico, el cual ya fue investigado en 2019 cuando se intervinieron unas 700 plantas en otro cultivo interior situado en una sala de fiestas de Granada. 

Cultivo interior de marihuana en el subsuelo de una lavandería

La investigación comenzó el pasado mes de junio, cuando agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Granada recibieron cierta información acerca de la utilización de un negocio legal consistente en una lavandería de autoservicio, para ocultar un cultivo interior de plantas madre de cannabis, a partir de las cuales obtener esquejes que, una vez cultivadas, serán iguales a la original.

Una vez desarrollada la investigación, los agentes identificaron al presunto titular del cultivo ilegal, a la vez que titular del negocio que se estaba explotando legalmente, un varón de 63 años de nacionalidad española. Esta persona resultó haber sido investigada en 2019 por tener un cultivo in door en una sala de fiestas que regentaba donde se incautaron alrededor de 700 plantas de marihuana, siendo detenido por delitos de tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico.

Finalmente realizaron un registro en el inmueble, el cual está dividido en un reducido espacio destinado al autoservicio de lavandería con acceso al público, que dispone de una puerta oculta la cual da acceso a la parte trasera del local donde se halla una superficie de mayor tamaño en la que, oculta bajo unas lonas, se localiza una trampilla en el suelo, a través de la cual se accede a unas escaleras que conducen al sótano. En este sótano es donde se han localizado las 3.380 plantas madre de cannabis.

Los policías pudieron comprobar como en el local, además del cultivo de las plantas madre, se secaban esquejes, al parecer para su venta, y contaba con un laboratorio para el tratamiento de la marihuana.

El detenido fue posteriormente localizado en su domicilio situado en los aledaños de la sala de fiestas referida y ya ha pasado a disposición de la autoridad judicial.