Las fuerzas del orden han detenido a dos varones y dos mujeres, una de ellas con antecedentes penales. Los presuntos autores utilizaron los permisos de residencia de otros compatriotas, implantando su identidad, para trabajar en explotaciones agrícolas siendo dados de alta en la Tesorería General de la Seguridad Social.

La investigación se inició gracias a la colaboración entre agentes de la Policía Nacional de Granada y Pamplona. Todo esto se llevaba a cabo, previo pago de un documento de identidad o un duplicado del mismo. Los investigadores de Granada realizaron las comprobaciones oportunas en la finca agrícola, y constataron que efectivamente había una mujer de origen boliviano de 40 años que estaba dada de en la Seguridad Social, tanto en Murcia como en Granada.

Una vez entrevistado al responsable, los agentes constataron que, además de la mujer en cuestión, un varón de 28 años figuraba como dado de alta en la Seguridad Social en Granada y Ciudad Real.

Finalizadas estas gestiones, los agentes localizaron en la comarca de la Vega de Granada tanto a la pareja aludida, como a la mujer que, a cambio de dinero, le habría cedido un duplicado de su autorización de residencia y trabajo. Una vez detenidos, se les sustrajeron los documentos de identidad.

Las actuaciones policiales se remitieron a la autoridad judicial en Loja y Santa Fe (Granada). Quedando nulas las altas de los titulares de los documentos, siendo así beneficiarios de periodos de cotización o cobro de diversas prestaciones por desempleo, incapacidad temporal.