policia-nacional

Agentes de la Policía Nacional de Granada han realizado una actuación por la sustracción de efectos del interior de un supermercado por el que ha resultado detenida una mujer de 20 años sin antecedentes policiales a la que intervinieron productos por valor de más de 170 euros escondidos en un carro de bebé, como presunta autora de un delito de robo con violencia al agredir con puñetazos en la cabeza a la responsable de caja cuando intentaba abandonar el local con dichos efectos.

Otra fémina, de 30 años, también ha sido detenida por tener en vigor dos reclamaciones judiciales. En la misma intervención ha resultado denunciada otra acompañante de las primeras de 29 años, sin antecedentes policiales, como presunta autora de la sustracción de productos del mismo supermercado valorados en 23 euros. Los agentes han intervenido los productos, que ya han devuelto al personal de comercio, así como un carrito de bebé que habrían utilizado como medio para su sustracción.

Empleada agredida con puñetazos por solicitar que pagasen los productos que llevaban escondidos  

El suceso tuvo lugar al límite del horario de cierre de un supermercado situado en el barrio del Zaidín, cuando los agentes fueron comisionados para que se dirigieran al mismo por un robo en el que había varias personas retenidas a la espera de su llegada. Una vez en el lugar, los policías vieron a varias personas relacionadas con el hecho huyendo a la carrera tras mantener una actitud agresiva hacia el personal del comercio e interceptaron a una de ellas, concretamente a una mujer que conducía un carro de bebé. La señora dijo que el carro era suyo pero el bebé que viajaba en el mismo era de una amiga. Mientras tanto, observaron como entre la colchoneta y el bolso del carro llevaba ocultos varios productos propiedad del supermercado cuyo valor superó los 170 euros.

Los agentes entregaron la totalidad de los productos intervenidos al personal del comercio y concretamente la responsable de caja manifestó que había sido informada por otros compañeros de la presencia de varias mujeres que escondían productos del establecimiento en los carros de bebé que llevaban, por lo que se colocó en la línea de cajas para comprobar si los abonaban, pero no fue así, por lo que al manifestar a una de ellas su paso por la línea de caja sin abonar dichos productos, ésta comenzó a agredirla golpeándola con los puños cerrados en varias zonas de la cabeza. Por este motivo los policías la detuvieron como presunta autora de un delito de robo con violencia y fue trasladada a dependencias policiales.

La persona que acompañaba a la detenida fue identificada como una mujer de 29 años, sin antecedentes policiales, la cual también habría rebasado la línea de caja sin abonar otros productos por importe de 23 euros escondidos en otro carro de bebé. Esta fémina fue denunciada como presunta autora de un delito leve de hurto.

Mientras los policías se encontraban identificando a las dos señoras reseñadas, se acercó una tercera mujer de 30 años que dijo ser la madre del bebé que portaba la detenida, la cual también fue identificada y resultó que se encontraba reclamada judicialmente por juzgados de Granada. Por el Juzgado de Instrucción número Cinco por quebrantamiento de condena y por el Juzgado de lo Penal número Cinco por conducir sin permiso, por lo que también fue detenida, mientras se hacía cargo de su hijo la mujer denunciada.

Las dos detenidas fueron trasladadas a dependencias de la Comisaría Provincial y ya han pasado a disposición de la autoridad judicial, junto con el carro de bebé intervenido por los policías como medio utilizado para el robo.