Policia-Nacional

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Granada a dos varones de 20 y 28 años, ambos con antecedentes policiales, el primero de nacionalidad marroquí, en situación irregular en el territorio nacional, y el segundo, española, como presuntos autores de la comisión de, al menos, dos atracos a viandantes, uno de ellos en grado de tentativa, cometidos de madrugada en el barrio del Albaicín.

Los agentes han intervenido un machete y una navaja con los que ambos varones intimidaron a las tres víctimas, así como dos teléfonos móviles, una cartera con documentos y una chaqueta que devolvieron a dos de los perjudicados.

Dispositivo antirrobos en puntos turísticos del Albaicín

En el marco del Plan Turismo Seguro, establecido con el principal objetivo de incrementar de forma permanente la seguridad ciudadana en las zonas turísticas de la ciudad y crear un entorno más seguro para sus visitantes, los agentes adscritos a la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana se encontraban inmersos en un dispositivo policial establecido en prevención de los atracos a viandantes, granadinos o foráneos, que acuden a los distintos puntos de interés turístico situados en el barrio del Albaicín para contemplar las vistas nocturnas de la ciudad.

En estas fechas de menor afluencia de turistas de otras ciudades o países, continúan realizándose estas visitas, principalmente por estudiantes venidos de otros puntos del territorio español, o de otros países, Erasmus, así como por cualquier granadino que escoge estos lugares para ocupar su tiempo de ocio. Siendo conocido el interés de determinados delincuentes sobre el patrimonio de estas potenciales víctimas, su dinero, teléfonos móviles u otros objetos de valor que puedan portar.

Detenidos con efectos de las víctimas en su poder

Alrededor de la una de la madrugada se recibió una llamada en la central de la Policía Nacional, CIMACC-091 en la que se informaba de un intento de atraco. Una dotación policial, que patrullaba por el barrio del Albaicín, localizó a una mujer la cual les informó que, momentos antes, dos varones habían intentado robarle a punta de navaja, pero que había podido huir de ellos y evitar el robo al echar a correr.

Los agentes tomaron nota del suceso e informaron al resto de policías que formaban parte del operativo, iniciándose la búsqueda. Pasados unos cientos de metros, localizaron a dos jóvenes cuyas características eran coincidentes con las aportadas por la víctima, a los que indicaron que detuviesen la marcha. Uno de ellos se quedó en el lugar, pero el otro emprendió una veloz huida a la carrera por varias calles, saltando finalmente la valla perimetral de un inmueble y escondiéndose detrás de la cortina que tapaba una puerta. Pero de nada le sirvió el intento de fuga, ya que fue localizado y detenido, al igual que su acompañante.

A ambos varones se les intervinieron diversos efectos que posteriormente, y una vez llevadas a cabo las comprobaciones oportunas, devolvieron a sus víctimas, una pareja de jóvenes a los que, al parecer, habrían atracado poco antes de ser detenidos con el mismo método, intimidándolos en ese caso con un machete y un estilete. Entre estos efectos, se encontraban dos teléfonos móviles, una cartera con documentos y una chaqueta que recuperó uno de los policías después de que la arrojara al suelo el detenido durante su huida.

Los detenidos ya han sido puestos a disposición de la autoridad judicial que ha decretado su ingreso en prisión. Mientras tanto se investiga la posible participación de esta pareja en otros atracos.