Agentes de la Policía Nacional han detenido en Granada a un varón de 54 años y nacionalidad española como presunto autor de provocar un incendio. El incendio intencionado del domicilio de un conocido suyo al que habría prestado dinero.

La gravedad del delito de incendio, recogido en el Código Penal vigente dentro del Título XVII relativo a los delitos contra la seguridad colectiva, incorpora, en su tipo más básico, una pena de cárcel que oscila entre 1 y 3 años. No obstante, según las circunstancias concurrentes, esta pena puede verse agravada considerablemente.

El detenido ya ha sido puesto a disposición de la autoridad judicial, la cual ha decretado su ingreso en prisión.