Policia-Nacional-detencion

La Policía Nacional ha detenido en Motril a un varón de nacionalidad marroquí, 29 años de edad y residencia legal en nuestro país, al cual le constan antecedentes policiales, como presunto responsable de un delito de tráfico de drogas, tras haber sido sorprendido, cerca de la medianoche, en un control policial de vehículos a bordo de un automóvil tipo SUV.

Al detenido se le han incautado cuatro tabletas de hachís con un peso total de 400 gramos, además de cerca de 1.900 euros en metálico y dos teléfonos móviles. El presunto autor una vez puesto a disposición de la autoridad judicial ha quedado en libertad.

La detención del presunto autor tuvo lugar cerca de la medianoche en un camino rural de la localidad de Motril. En dicho lugar, los agentes de policía habían instalado un control policial para vehículos, como parte de un dispositivo mayor encaminado a controlar la comisión de delitos en los alrededores de la ciudad costera, especialmente los relativos al tráfico de drogas y contra el patrimonio

Fue en ese control cuando los agentes detectaron un vehículo oscuro tipo SUV que se acercaba al control aminorando la velocidad de forma innecesaria, estando ocupado dicho automóvil únicamente por el conductor del mismo. Tras parar el vehículo, los agentes observaron que dicha persona se mostraba nerviosa y esquiva, solicitando los intervinientes que saliese del vehículo y se identificase. De manera súbita, el conductor del vehículo se bajó del mismo y emprendió la huida a la carrera, siendo perseguido y alcanzado a unos centenares de metros del lugar donde se encontraba el control. Los agentes pudieron ver como el presunto autor intentaba deshacerse de cuatro paquetes envueltos en plástico arrojándolos al suelo mientras huía. Dichos paquetes resultaron ser cuatro tabletas de hachís con un peso de 100 gramos cada una de ellas. Tras dicha comprobación, el conductor del vehículo, un marroquí de 29 años con antecedentes policiales y residencia legal en nuestro país, fue detenido y trasladado hasta las dependencias policiales de Motril.

El presunto autor ya ha sido puesto a disposición de la autoridad judicial, la cual ha decretado su puesta en libertad, encontrándose a la espera de comparecer en juicio cuando sea convocado para ello.