Policia-Nacional-Patrulla

La Policía Nacional ha detenido en Granada a un varón de nacionalidad española y 37 años de edad, con numerosos antecedentes policiales, como presunto autor de un delito de amenazas tras romper una ventana con un hacha y haber intimidado verbalmente, con el anuncio de su muerte y el incendio de su casa, a una pareja de ciudadanos bolivianos que se encontraban trabajando como caseros de una finca rural propiedad del padre de dicho detenido.

Los hechos comenzaron poco antes de las tres de la tarde, momento en el que una dotación policial fue enviada por el CIMACC-091 hasta una finca rural situada en la Vega de Granada donde, al parecer, el hijo del propietario de la finca se encontraba blandiendo un hacha e intimidando a los caseros.

Una vez en el lugar, los agentes localizaron a una pareja de bolivianos, hombre y mujer, en compañía de un bebé de corta edad, los cuales se encontraban al cargo del cuidado de una finca rural, lugar donde también tienen su residencia.

Dichas personas manifestaron que momentos antes se había presentado allí el ahora detenido, hijo del propietario de la finca, el cual habría comenzado a intimidarles verbalmente anunciando su intención de enviar a unos conocidos suyos para que incendiasen su casa con ellos dentro, aseverando que iba a acabar con la vida de todos ellos. Que igualmente dicha persona, sirviéndose de un hacha, ha manifestado un comportamiento violento y agresivo, llegando a romper con dicha herramienta el cristal de una de las ventanas de la vivienda.

Además, el detenido ha intentado quitarle a la mujer de la pareja el teléfono móvil de la mano con la clara intención de evitar que esta se comunicase con nadie y solicitase auxilio. Por otra parte, las víctimas comunicaron a los agentes que esta misma persona, en días anteriores, había quemado su pino navideño e incendiado varios troncos usando gasolina.

Finalmente, el presunto autor de los hechos, fue localizado en el interior de la finca, detenido y trasladado hasta las dependencias policiales. Dicha persona ya ha sido puesta a disposición de la autoridad judicial.