Agentes de la Policía Nacional han detenido en Granada a un varón, de nacionalidad española y sin antecedentes penales. Presunto autor de dos delitos de daños tras haber manipulado tres espejos retrovisores de dos furgonetas estacionadas en una misma vía pública. Los daños que habría causado el mismo superarían los 800 euros.

Tres denuncias impuestas en la misma calle y de similares hechos

La investigación policial se inició tras recibirse una primera denuncia el
pasado día 18 de noviembre. Un ciudadano manifestaba
que entre las tres y las seis de la tarde del día anterior una furgoneta de
su propiedad había sufrido daños. El retrovisor izquierdo presenta daños. Dando la impresión de haber sido manipulado con la intención de arrancarlo para apropiarse del mismo.

Al día siguiente, 19 de noviembre, este mismo ciudadano se personó
de nuevo en las dependencias policiales. Quería denunciar un nuevo
episodio de daños sobre su vehículo. En esta ocasión la manipulación fue
llevada a cabo sobre el retrovisor derecho. Del cual había sido extraído el
espejo de su carcasa.

Una última denuncia, presentada el mismo día, fue impuesta por una
ciudadana que manifestó ser la propietaria de un vehículo de similares
características al anterior. Además, había sufrido daños similares en su
retrovisor izquierdo.

Las investigaciones llevadas a cabo en torno a los tres sucesos que
afectaron a dos vehículos estacionados en la misma calle del distrito
norte concluyeron. Así concluyó con la identificación del presunto autor de los hechos, un varón de nacionalidad española y 28 años de edad. Al cual no le constaban antecedentes policiales previos. Dicha persona fue localizada,
detenida y puesta a disposición de la autoridad judicial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *