policia-nacional

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Motril a un varón de 42 años con antecedentes policiales como presunto autor de un delito de robo con violencia perpetrado en grado de tentativa en un establecimiento de alimentación situado en el centro de la ciudad de Motril. Los agentes lo localizaron en la Barriada de San Antonio tan solo media hora después del atraco y llevaron a cabo la detención tras perseguirlo por varias calles por las que huyó al detectarlos.

Una llamada realizada al CIMACC-091 informó de la tentativa de robo

Los agentes recibieron una llamada telefónica en el CIMACC-091 en la que fueron informados de que un varón había intentando sustraer la caja registradora de un establecimiento de alimentación situado en el centro de Motril. A su llegada, encontraron a la víctima muy alterada y nerviosa y fueron informados de que, sobre las 15.30 horas, un varón habían intentado robarle su teléfono móvil y el dinero de la caja registradora amenazando e intimidando a la dependienta la cual se encontraba sola en ese momento en el local.

Tras visualizar la grabación de las cámaras del negocio, observaron a un varón realizando dichas acciones y a la dependienta forcejeando con él lo que hizo que no consiguiese su propósito y se marchase a la carrera.

Media hora más tarde el varón fue localizado y detenido

Según relató posteriormente la víctima, el varón entró en el establecimiento en actitud violenta y amenazante, exigiéndole que le entregara dinero. Acto seguido le sustrajo su teléfono móvil de un tirón, momento en que iniciaron un forcejeo durante el que la mujer consiguió recuperarlo y huir del local. Posteriormente el varón intentó abrir la caja registradora y, al no conseguirlo, se marchó.

Durante un dispositivo de búsqueda realizado por toda la ciudad, la dotación policial localizó al presunto autor de la tentativa del robo cuando caminaba por la Barriada de San Antonio. En ese momento el varón echó a correr y tuvieron que, perseguido a la carrera por varias calles de la zona, consiguiendo finalmente detenerlo y trasladarlo a dependencias policiales.

Era la primera vez que el varón, el cual ya ha pasado a disposición de la autoridad judicial, era detenido en Motril, a pesar de contar en su haber con numerosas detenciones.