policia-nacional-marihuana

Agentes de la Policía Nacional de Motril han detenido en el transcurso de una operación antidroga en el centro de una localidad perteneciente a la comarca del Valle de Lecrín a una pareja de españoles, constituida por un varón de 47 años y una mujer de 28, ambos con antecedentes policiales, como presuntos responsables de una plantación de marihuana en interior, habiéndose  incautado un total de 334  plantas de cannabis sátiva en incipiente estado de floración y 1.280 gramos de cogollos, así como el utillaje necesario para favorecer su crecimiento, además de dos balanzas digitales de precisión.

“Operación Darro” en la comarca del Valle de Lecrín

Las investigaciones relativas a esta operación, denominada “Darro” comenzaron varias semanas atrás, centrando su atención sobre la posible existencia de una plantación a gran escala de cannabis sátiva ubicada en una vivienda unifamiliar de dos plantas ubicada en el centro de uno de los pueblos pertenecientes a la comarca del Valle de Lecrín. Tras llevar a cabo las pesquisas oportunas, que habrían confirmado la tesis inicial, los agentes decidieron intervenir al encontrarse convencidos de la existencia real de la misma.

Tres habitaciones destinadas al cultivo de marihuana

La “Operación Darro” implicó la entrada y el consiguiente registro de la vivienda cuestionada, la cual constaba de dos plantas y patio, ubicada en una céntrica calle de la localidad donde no llamaba la atención. Durante dicho registro se localizaron tres habitaciones dedicadas en exclusiva al cultivo de cannabis sátiva, contando con todos los elementos necesarios para favorecer el cultivo de dicha especie vegetal, incluyendo los sistemas necesarios de iluminación y ventilación.

En la primera de las habitaciones, situada en la planta baja de la vivienda los agentes incautaron un centenar de plantas en incipiente estado de floración. Ya en la segunda planta, los policías desmantelaron otras dos habitaciones, igualmente habilitadas para el cultivo de interior, donde se encontraron con otras 80 y 154 plantas de marihuana respectivamente. Además, en el pasillo distribuidor, se encontró una caja de cartón conteniendo 1.280 gramos de cogollos de marihuana y, en la cocina, dos balanzas digitales de precisión.

En relación con estos hechos fue detenida una mujer, de nacionalidad española y 28 años de edad, con antecedentes policiales. Tan solo seis días más tarde fue localizado el otro presunto responsable de la plantación, un varón español de 47 años, también con antecedentes policiales. Ambos detenidos son considerados como presuntos autores de los delitos de tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico, ya que la vivienda se encontraba conectada ilegalmente a la red de suministro eléctrico. Los detenidos ya han sido puestos a disposición de la autoridad judicial.