Agentes de la Policía Nacional han detenido en Granada a un varón de 20 años y nacionalidad marroquí, que cuenta con antecedentes policiales, como presunto autor del robo y los daños producidos en un total de 14 vehículos que permanecían estacionados en el interior de un parking del centro. El detenido ya ha sido puesto a disposición de la autoridad judicial.

Llamada al CIMACC-091 por numerosos daños en vehículos

La investigación comenzó con una llamada al CIMACC-091 alertando de la existencia de numerosos vehículos en el interior de un parking, los cuales presentaban los cristales de sus ventanas fracturados. Una vez en el lugar los agentes de policía comprobaron que el número de vehículos afectados era de 14, encontrándose el interior de los mismos revuelto.

Tras el visionado de las cámaras de seguridad existentes en el mencionado parking, los policías pudieron ver como un varón había estado merodeando durante la noche entre los vehículos estacionados en distintas partes del parking, observando claramente su aspecto y vestimenta.

Los agentes actuantes descubrieron con sorpresa que esta persona era la misma que ellos habían identificado en una calle del centro sobre las seis y media de la mañana. Fue en ese momento cuando identificaron a un varón que deambulaba por la calle con el puño de su mano izquierda sangrando por heridas recientes, encontrando en su poder numerosas monedas de poco valor.

La mayoría de los vehículos presentaban rotas alguna de las lunas de sus puertas, todos tenían su interior revuelto y en varios de ellos se localizaron restos de sangre y huellas de pisadas sobre los asientos. Del interior de los mismos sus propietarios solo echaron en falta un par de zapatillas de trabajo, un puñado de monedas de poco valor, un vaso-termo, un par de zapatillas deportivas y una tarjeta de empresa.

El detenido ya ha sido puesto a disposición de la autoridad judicial.