Agentes de la Policía Nacional han detenido en Granada a dos varones de 21 y 18 años. Ambos con nacionalidad marroquí y residencia legal en nuestro país. A los dos varones se les atribuye la presunta autoría de un robo con fuerza en el interior de un domicilio. Además fueron sorprendidos atrincherados en una de las habitaciones de una planta superior del inmueble.

Los hechos tuvieron lugar sobre las once de la mañana. Momento en el
que la central recibió una llamada. En ella la propietaria de un
inmueble de la zona centro informaba de haberse encontrado la puerta
cerrada y su cerradura violentada
.

Después de acceder al interior para realizar una primera inspección, los
agentes observaron algo. Desde la segunda planta salían dos individuos
huyendo a través de los tejados
tras darse cuenta de la presencia de los
policías.

Tras reiniciar la inspección del inmueble los policías empezaron a oír
ruidos que provenían de la tercera planta de la casa, subiendo
inmediatamente hasta la misma. Una vez allí, comprobaron como desde
la ventana de una de las habitaciones alguien estaba utilizando una
linterna
. Al intentar acceder al interior de la pieza, los agentes se
encontraron con la puerta atrancada con mobiliario de la estancia y, tras
conseguir abrir esta puerta, accedieron a otra habitación cuya entrada se
encontraba igualmente atrancada con muebles. Cuando vencieron esta
última resistencia los policías detuvieron a los dos presuntos ladrones
que se habían atrincherado en el fondo de la habitación de esa tercera
planta, comprobando los intervinientes la existencia de importantes daños
sobre las puertas y la instalación eléctrica del inmueble.