Agentes de la Policía Nacional han evitado el suicidio de una anciana de 94 años de edad, la cual permanecía encerrada y desatendida por su propia nieta durante largas temporadas en un piso ubicado en el Distrito Norte, el cual no poseía las mínimas condiciones higiénicas. A la presunta autora, una mujer de 49 años de edad, se le imputa un delito de malos tratos en el ámbito familiar.

Encerrada, desorientada y desatendida

La intervención policial comenzó sobre las 17:30h cuando fueron enviados por el CIMACC-091 hasta un domicilio ubicado en el Distrito Norte. En dicho lugar había una anciana que estaba intentando precipitarse desde un balcón para acabar con su vida.

Los policías pudieron acceder al piso saltando desde un balcón contiguo al que se encontraba la anciana. Los agentes comprobaron que se encontraba nerviosa y desorientada por lo que su primera actuación fue tranquilizarla, darle seguridad y evitar un desenlace que hubiese sido trágico.

La nieta fue detenida en ese mismo momento, habiendo sido ya puesta a disposición de la autoridad judicial.