Agentes de la Policía Nacional han detenido en Granada a un varón de 33 años y nacionalidad española, con antecedentes policiales. Es el presunto autor de simular la sustracción de su teléfono móvil valorado en 1.250 euros, cuando realmente lo habría dejado olvidado en el interior del vehículo de unos amigos. Los agentes recuperaron el terminal telefónico que devolvieron a su propietario.

Robo del móvil introduciendo la mano por la ventanilla del coche

Según hizo constar el supuesto perjudicado en su denuncia, presentada sobre la 01.30 horas en la Oficina de Denuncias y Atención al Ciudadano (O.D.A.C.) de la Comisaría de Distrito Norte de Granada, pasaban las nueve de la misma noche cuando detuvo su vehículo, el cual conducía por el barrio del Albaicín, para dejar pasar una motocicleta, momento que aprovechó un joven que caminaba por la misma calle en compañía de otros dos varones, para introducir su mano a través de la ventanilla abierta y se apoderó de su teléfono móvil que estaba depositado sobre el asiento del acompañante.

El denunciante valoró el teléfono en 1.250 euros y dijo que lo había adquirido hacía menos de un mes. También describió a los autores como tres jóvenes de raza árabe los cuales habrían huido a la carrera. En la misma denuncia informaba de había consultado la localización del terminal telefónico y lo situaba en algún punto de la barriada de Haza Grande.

Una dotación policial fue inmediatamente comisionada al lugar donde se situaba el móvil al objeto de su recuperación y la detención de los responsables del presunto robo. Mientras tanto el denunciante iba informando acerca de nuevas ubicaciones del mismo. En torno a las 02.30 otra dotación policial, también informada del suceso y de la última ubicación del teléfono, observó un vehículo ocupado por dos varones que circulaba en solitario por la zona de la Plaza del Triunfo y detuvo su marcha.

Tras interesarse por los teléfonos móviles que portaban, ambos manifestaron que los de su propiedad y otro más de un amigo que lo había dejado olvidado en el interior del vehículo. El denunciante reconoció su teléfono, el cual le fue devuelto, y dijo desconocer que se lo había dejado en el coche de sus amigos. Tras su detención como presunto autor de simular el delito, fue trasladado a dependencias de la Comisaría Provincial de Granada para la continuación del atestado policial.

Móvil recuperado y propietario detenido

Por su parte los amigos testificaron que no habían podido contactar con el dueño del teléfono con posterioridad a abandonar el vehículo, el cual no llegó a realizar ninguna llamada a su propio móvil, lo que, con toda seguridad habría cambiado el desarrollo de los hechos.

La Policía Nacional cuenta con el programa Veripol para detectar las denuncias falsas. Esta herramienta analiza el contenido de las mismas y señala su índice de veracidad. Los protocolos de actuación de la Jefatura Superior de Policía de Andalucía Oriental establecen que, a los autores de simular ser víctimas de delitos falsos, además de las consecuencias judiciales, se les reclame el importe del tiempo que los agentes dedican a su esclarecimiento, en detrimento de la investigación de sucesos reales

El detenido ya ha pasado a disposición de la autoridad judicial.