Patrulla-Policia

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Granada a un varón de 40 años y nacionalidad española, al cual le constan antecedentes policiales después de haber sido detenido en 15 ocasiones previas a estos hechos, como presunto autor de un robo con intimidación tras haber abordado a la empleada de un local de apuestas simulando estar en posesión de un arma blanca o de fuego.

El presunto autor fue detenido en la vía pública por una dotación policial tan sólo 15 días después de la comisión del delito. El detenido ya ha sido puesto a disposición de la autoridad judicial.

Una llamada a la central CIMACC-091 alertó a los agentes del suceso

Una dotación policial se encontraba realizando labores de seguridad ciudadana cuando, cerca de la medianoche, fueron comisionados por su central CIMACC-091 para que se dirigieran a un local de apuestas situado en una de las principales avenidas del Distrito Norte de la capital, en el que, al parecer, se acababa de cometer un atraco.

A su llegada, los agentes se entrevistaron con una empleada y víctima directa del robo la cual les relató cómo momentos antes un varón había accedido al local y, actuando con total normalidad había pedido una consumición en la barra del local, abonándola en ese mismo momento. A continuación, esta misma persona le solicitó a la empleada que le entregase la cantidad de diez euros y, como esta no hacía caso a este requerimiento, el presunto autor insistió, recibiendo una segunda negativa. De manera sorpresiva este individuo se introdujo tras la barra, amenazándola verbalmente y anunciándole que obtendría el dinero “por las buenas, o por las malas”, a la vez que hacía ademán de sacar un arma blanca o una pistola de su espalda. Ante esta actitud, la atemorizada empleada del local accedió a su petición, consiguiendo poner este hecho en conocimiento de los agentes.

Localizado y detenido 15 días más tarde

El presunto autor, un varón de nacionalidad española y 40 años de edad, con numerosas detenciones y antecedentes penales, fue localizado y detenido por una dotación policial en la vía pública, tan sólo 15 días más tarde de la ocurrencia de estos hechos. El detenido ya ha sido puesto a disposición de la autoridad judicial.