En el marco del Plan Integral de Seguridad Norte que se viene desarrollando en la Comisaría Provincial de Granada, agentes de la Policía Nacional junto con técnicos de la empresa Endesa, han llevado a cabo un operativo concretado en la calle Rey Ben Ziri durante el que se han inspeccionado 44 viviendas. El 100 % de ellas contaba con conexiones ilegales a la red pública de electricidad. Por este hecho se ha identificado a seis personas.

Además, los policías han llevado a cabo tres entradas y registro en otros tantos inmuebles donde han quedado desmanteladas las infraestructuras de los cultivos de interior a gran escala de marihuana en los que se han incautado más de 860 plantas y 2,100 kilos de cogollos secos preparados para su distribución.

Foto: Policía Nacional

Tráfico de drogas

El operativo se inició a primera hora de la mañana, cuando agentes adscritos al Grupo de Estupefacientes y a la Comisaría de Distrito Norte, acompañados por la Unidad de Prevención y Reacción –U.P.R.-, así como por la Brigada Provincial de Policía Científica, junto con personal técnico de la empresa de electricidad Endesa, se personaron en la calle Rey Ben Ziri donde se inspeccionaron 44 viviendas. El resultado de dicho control fue la localización de todas las viviendas conectadas ilegalmente a la red de suministro eléctrico con dobles acometidas. Por el momento, seis han sido las personas identificadas como presuntas responsables de estos delitos de defraudación de fluido eléctrico.

Foto: Policía Nacional

Además, los agentes han localizado tres viviendas que estaban siendo utilizadas como cultivos de interior de marihuana a gran escala. Todas ellas habían sido habilitadas previamente para albergar y proporcionar las mejores condiciones para favorecer el crecimiento y floración de esta droga, habiendo quedado desmanteladas dichas infraestructuras. En cuanto a las personas detenidas han sido tres y se les considera presuntos responsables de estos cultivos que además se encontraban conectados ilegalmente a la red de suministro eléctrico.

Fruto de los registros realizados, los agentes, quienes ya han dado cuenta del resultado de sus pesquisas a la autoridad judicial, han incautado más de 860 plantas de cannabis sativa y 2,100 kilos de cogollos de marihuana secos y preparados para su distribución.