Resina-hachis-y-otros

En el marco del Plan Integral de Seguridad Norte, agentes de la Policía Nacional han llevado a cabo una operación en la barriada de Almanjáyar. Con el fin de luchar contra la defraudación de fluido eléctrico y el delito de cultivo de marihuana en interiores a gran escala.

En este dispositivo, el 91,4% de las 70 viviendas inspeccionadas contaba con “enganches ilegales” a la red de suministro eléctrico.

Los agentes han desmantelado un piso dedicado íntegramente a la producción de resina de hachís. Incautándose de cerca de 6,7 kilos de hachís y más de 550 plantas de marihuana.

Dos varones de 19 y 35 años, con antecedentes policiales el mayor de ellos, han sido detenidos en relación a estos hechos.

Resina-hachis-y-otros
Foto: Policía Nacional

Dos inmuebles con plantaciones de marihuana

Los agentes también practicaron dos registros en inmuebles de la zona. En el primero de ellos, que no contaba con los requisitos mínimos de habitabilidad, se localizaron cuatro habitaciones dotadas de todo el material y la infraestructura necesaria para favorecer un crecimiento exitoso de la marihuana.

En esta ocasión no se localizaron plantas de dicha especie.

En un segundo registro se detuvo a un varón de 18 años y nacionalidad española como presunto responsable de las dos plantaciones de marihuana localizadas en el piso donde se hallaba.

En concreto se localizaron dos habitaciones con 195 y 105 plantas respectivamente.

Foto: Policía Nacional