Agentes de la Policía Nacional han detenido en Granada a dos varones de 47 y 25 años, el mayor de ellos de nacionalidad marroquí, ambos sin antecedentes penales, como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas tras localizar dos viviendas situadas en la zona norte de la capital en cuyo interior han intervenido repartidas en seis habitaciones un total de 690 plantas de marihuana en proceso de crecimiento, 29.800 gramos de cogollos de marihuana envasados al vacío, 500 gramos de picadura de marihuana y más de 1.400 euros.

La investigación se ha llevado a cabo dentro del Plan de Seguridad Norte  

La actuación policial ha tenido lugar en el marco de la lucha de la Policía Nacional contra el cultivo de plantaciones de marihuana y los enganches ilegales a la red pública de electricidad en el denominado Plan de Seguridad Norte que se viene desarrollando también durante el estado de alarma, desde el mes de febrero de 2017. El pasado día cuatro de mayo cuando policías de Granada han llevado a cabo el registro y desmantelamiento de la infraestructura creada para facilitar el cultivo y crecimiento de las plantas de marihuana en dos pisos situados en la zona norte de la ciudad.

La investigación la iniciaron semanas antes cuando los agentes tuvieron conocimiento, por los canales propios de información de la policía, de que dos pisos se habían habilitado para el cultivo y plantación de marihuana a gran escala.

Dos inmuebles destinados únicamente al cultivo de marihuana a gran escala con seis habitaciones habilitadas

Las vigilancias y prácticas policiales realizadas sobre dichos inmuebles para comprobar la realización de esta ilícita actividad, así como para la identificación de sus titulares vinieron a constatar la comisión del delito de tráfico de estupefacientes y la identificación de los dos presuntos titulares. De igual modo los agentes corroboraron que los inmuebles se habían destinado únicamente a este fin sin residir ninguna persona en su interior.

Durante la mañana los investigadores accedieron al interior del primero de los pisos momento en el que evidenciaron que la vivienda no estaba constituida como domicilio, sino que se trataba de un invernadero dedicado en exclusiva al cultivo y almacenamiento de marihuana donde, repartidos en las cuatro habitaciones habilitadas, se incautaron de un total de 370 plantas y 29,800 gramos de cogollos de marihuana ya envasados al vacío. En el lugar se practicó la detención del presunto titular de la plantación in door por delitos de tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico.

En el segundo inmueble también de detuvo al segundo varón una vez que los policías localizaron dos habitaciones igualmente constituidas en centro de cultivo interior de marihuana en las que intervinieron 320 plantas, 500 gramos de picadura de marihuana y más de 1400 euros en efectivo.

Los detenidos ya han pasado a disposición de la autoridad judicial por medios telemáticos, como se viene haciendo tras el decreto del estado de alarma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *