Policia-Nacional-marihuana

Agentes de la Policía Nacional han llevado a cabo en Granada una operación contra el cultivo a gran escala de marihuana en el distrito norte de la ciudad durante la que han registrado dos domicilios familiares que se habían constituido como centros de cultivo de cannabis sativa a gran escala y han detenido a sus moradores, una pareja de 46 y 26 años en el primero y una mujer en el segundo, todos ellos de nacionalidad española y solo una de las mujeres con antecedentes policiales, a quienes se les supone autores de delitos de tráfico de estupefacientes y defraudación de fluido eléctrico.

Los agentes se han incautado de 587 plantas de marihuana, 265 gramos de cogollos secos de esta sustancia vegetal y 3.000 euros en metálico.

En el desarrollo de las funciones de prevención e investigación del delito de tráfico de marihuana y la defraudación de fluido eléctrico, agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Granada iniciaron las gestiones en torno a dos domicilios situados en el mismo rellano de un inmueble del distrito norte de la ciudad sobre los que habían recibido cierta información en el sentido de que podrían estar dedicándose al cultivo de marihuana a gran escala.

Foto: Policía Nacaional.

Concretamente en el primer domicilio registrado hallaron dos habitaciones destinadas completamente a la producción de marihuana, contando con la tecnología y enseres necesarios para estimular su crecimiento y floración. En la primera estancia no se estaba cultivando ninguna planta en ese momento y en la segunda hallaron 168 esquejes de plantas de marihuana. Asimismo, alojados en el cuarto de baño, se intervinieron 265 gramos de cogollos secos de marihuana y en el salón localizaron un bote con 3.000 euros en efectivo en billetes de 50 euros.

Por su parte, en la segunda vivienda inspeccionada fueron cuatro las habitaciones conformadas como plantaciones a gran escala de marihuana, dotadas igualmente del material necesario para proporcionar luz y calor a las plantas y así favorecer su crecimiento, e intervinieron un total de 419 plantas. La moradora de esta vivienda la cual, al parecer, residía junto con al menos un hijo, fue detenida dos días después del registro de su vivienda.

Los tres detenidos quedaron posteriormente en libertad, pendientes de ser citados por la autoridad judicial, quien ya ha sido informada del resultado de las investigaciones practicadas.