plantación-marihuana-zona-norte

Agentes de la Policía Nacional han llevado a cabo un nuevo operativo contra la producción a gran escala de marihuana y la defraudación de fluido eléctrico que se ha centrado nuevamente en esta ocasión en la zona norte de la ciudad. En la “Operación Raulín” han sido cuatro las viviendas registradas, en las que se han descubierto un total de 7 plantaciones de marihuana, habiéndose incautado 1.087 plantas de marihuana.

Paralelamente se han inspeccionado medio centenar de instalaciones eléctricas, contando 20 de las mismas con enganches ilegales, conllevando la identificación de 13 personas en relación con estas presuntas defraudaciones de fluido eléctrico.

1.087 plantas en el interior de cuatro inmuebles no habitados

La “Operación Raulín” se ha centrado en el registro de cuatro inmuebles ubicados en la zona norte de la capital granadina, tres de ellos corresponden a números de una misma calle, no disponiendo ninguno de ellos disponía de unas mínimas condiciones de habitabilidad, encontrándose totalmente destinados a la producción de marihuana a gran escala.

En total se han localizado y desmantelado 7 plantaciones perfectamente equipadas con los sistemas necesarios de iluminación y ventilación que requieren los cultivos de interior, habiéndose encontrado además gran cantidad de productos fitosanitarios que estaban siendo utilizados para sacar adelante dichas plantaciones.

En el primer inmueble se localizó una plantación con 240 plantas con un avanzado estado de desarrollo vegetativo. En el segundo de los inmuebles fueron localizadas dos plantaciones en dos habitaciones distintas. En la primera de ellas se hallaron 111 plantas y en la segunda 173. Durante el tercer registro, de un inmueble ubicado en la misma calle que los dos anteriores, los agentes actuantes se incautaron de un total de 84 plantas de cannabis sátiva con un considerable desarrollo vegetativo. Finalmente, en el cuarto y último inmueble registrado, se desmantelaron un total de cuatro plantaciones con 111, 106, 111 y 142 plantas respectivamente, también con un alto grado de desarrollo.

50 viviendas inspeccionadas, 20 cortes y 13 identificados

Paralelamente, junto con personal técnico de ENDESA, los agentes inspeccionaron medio centenar de instalaciones eléctricas en inmuebles de la zona, dando como resultado el descubrimiento y desmantelación de 20 enganches ilegales. A raíz de estos se han identificado a 13 personas relacionadas con las presuntas defraudaciones de fluido eléctrico detectadas. Por el momento el dispositivo continúa abierto, pendiente de la detención de los presuntos responsables de los cultivos localizados. El resultado del dispositivo ya ha sido comunicado a la autoridad judicial.