policia-nacional

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Granada a dos varones de 21 y 43 años, ambos de nacionalidad rumana, quienes acumulan varias detenciones y antecedentes policiales previos a estos hechos, como presuntos autores de una tentativa de robo con fuerza en el interior de un domicilio tras haber sido sorprendidos por agentes de la policía cuando intentaban huir de la azotea de un domicilio cuya puerta presentaba evidentes signos de haber sido forzada.

Un ciudadano alertó al CIMACC-091 tras oír fuertes golpes en la puerta de un domicilio

Los hechos tuvieron lugar pasada la medianoche, cuando los agentes en servicio recibieron una llamada en la central CIMACC-091. En dicha llamada telefónica un ciudadano manifestaba estar oyendo, en esos mismos momentos, fuertes golpes procedentes de la puerta de acceso a una vivienda situada en la zona norte de la ciudad, sospechando que pudiera tratarse de una o varias personas intentando acceder a dicha vivienda para robar, ya que sus propietarios no se encontraban en el lugar en ese momento.

Dos varones fueron sorprendidos en pleno robo por los policías

A su llegada, los agentes localizaron en medio de la noche a los presuntos autores, quienes fueron sorprendidos en la terraza de la planta superior de la vivienda portando un par de guantes, dos llaves fijas y una “pata de cabra”. Tras ser descubiertos, los dos intentaron deshacerse de estas herramientas tirándolas al suelo para, seguidamente, intentar alcanzar el tejado de la vivienda con la intención de eludir la acción policial. A pesar de su intento los agentes lograron evitar la fuga, practicando la detención de ambos en ese mismo momento.

La inspección de la vivienda reveló que la cancela metálica que daba acceso a la finca se encontraba violentada y abierta. De igual forma, la puerta de acceso al edificio presentaba bajo su cerradura diversas hendiduras, compatibles con la forma de la “pata de cabra” intervenida, presentando el marco de la misma evidentes muestras de forzamiento.

Los detenidos fueron trasladados a dependencias policiales y ya han sido puestos a disposición de la autoridad judicial.