bicicleta-robada

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Granada a un varón de 18 años de edad sin antecedentes policiales conduciendo una bicicleta que había sido robada del interior de un domicilio situado en el Albaicín al que habían accedido mediante escalo, a través de un andamio. Los agentes devolvieron la bicicleta a su legítimo propietario.

Denuncia por un robo en un domicilio

Los agentes recibieron una denuncia en la que el propietario de una vivienda situada en el barrio del Albaicín manifestaba que personas desconocidas habían accedido al interior de la misma tras escalar a través de un andamio y sustraído diversos objetos de su propiedad. Al parecer, una parte del inmueble se encontraba en obras, siendo por este motivo por el que estaba colocado el citado andamio.

Pocos días después de iniciarse la investigación, una dotación policial adscrita a la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana observó a dos varones circulando en sendas bicicletas por la zona de la Estación de Autobuses de Granada. Los agentes identificaron a ambos jóvenes y los propusieron para sanción administrativa por infringir ampliamente el toque de queda que limita la movilidad nocturna, ya que pasaban las dos de la madrugada. De igual manera realizaron comprobaciones acerca de la propiedad de los velocípedos que llevaban. Concretamente uno de ellos coincidía con el denunciado en la casa del Albaicín.

Los policías realizaron las comprobaciones necesarias que determinaron que efectivamente se trataba de la misma bicicleta. Por su parte el joven dijo que la había comprado días antes a través de una aplicación de compra-venta de efectos de segunda mano fuera de Granada, pero que no podía acreditar de ninguna manera este dato. Finalmente el varón fue detenido y la bici intervenida. A la mañana siguiente, los agentes contactaron con el propietario quien la reconoció como suya y, una vez comprobado este extremo, se la entregaron.