El lunes 11 de mayo es el día previsto para que muchas provincias cambien a la fase 1, sin embargo la de Granada no las tiene todas consigo en ese sentido. Desde la Junta de Andalucía se propondrá al Gobierno Central aquellos distritos que podrían pasar el corte y será el Estado el que estudie las características para dar luz verde o no.

De este modo, Granada capital y el área metropolitana no pondrá en ‘jaque’ al resto de la provincia mientras sigan existiendo esta magnitud de casos positivos. Así pues, no entrarán en la propuesta de desescalada de la provincia al cien por cien y sí con condicionantes y “restricciones”. En una reunión celebrada en torno a las 17 horas, el ministro de Sanidad Salvador Illa junto a su equipo, ha mantenido una reunión con el Consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre para estudiar la documentación técnica enviada por la Junta de Andalucía en la que propone que todas las provincias de la Comunidad Autónoma evolucionen a la Fase I de la desescalada, salvo varios distritos.

El informe se basa en el número de casos y la incidencia en todos los distritos sanitarios de los últimos 14 días. Se propone que “todas las provincias andaluzas evolucionen a la fase I de desescalada por reunir condiciones generales suficientes a la vista de las indicaciones formuladas por el Ministerio de Sanidad”. Y el criterio se sigue según la “tasa de incidencia PCR sin institucionalizados”.

Este informe recoge dos niveles:

Nivel 1: Tasa de incidencia PCR sin institucionalizados de 0 a 9,99: 30 de 33 distritos sanitarios cumplen (6 provincias completas: Almería, Cádiz, Córdoba, Huelva, Jaén y Sevilla y 5 de los 6 distritos sanitarios de la provincia de Málaga, así como 2 de los 4 distritos sanitarios de la provincia de Granada) → Pasarían a la fase I de desescalado. 

Nivel 2: Tasa de incidencia PCR sin institucionalizados de 10 a 29,99: 3 distritos cumplen (Distritos Granada y Metropolitano de Granada y Distrito Málaga). Se propone el pase a la fase 1 de desescalado con condicionantes. Estas restricciones irían desde no permitir funerales ni velatorios, más allá de la estricta intimidad. No permitir la celebración de reuniones, seminarios y congresos. No permitir actos ni espectáculos al aire libre. No permitir la celebración de mercadillos ni actividades similares en espacios públicos. No permitir, en definitiva, la concentración innecesaria de personas más allá de la realización de su actividad laboral, hacer compras básicas, recibir asistencia sanitaria, desplazarse a las oficinas de farmacia y/o a cualquier comercio expresamente autorizado, según regulado en cada momento por las instrucciones del Ministerio de Sanidad, además de las ya conocidas actividades de paseo, deporte, etc. con las limitaciones y precauciones pertinentes durante las franjas horarias determinadas. 

El resto de distritos de Granada (los dos restantes) sí serán propuestos para la Fase I de desescalada, esto es zona de costa, Alpujarra, nordeste de la provincia, mientras que el Ministerio deberá decidir qué se podrá hacer y qué no en la capital y el cinturón metropolitano.

Y propone adelantar la apertura de playas

Sobre la apertura de playas en condiciones de seguridad y distanciamiento la Junta propone adelantar su implementación de la fase III (10 de junio 2020) a la fase II (26 de mayo 2020) en todo el litoral andaluz, siempre que se confirme la actual tendencia general de disminución de casos e incidencias acumuladas. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *