hospital-virgen-de-las-nieves

La tecnología de realidad mixta combina el uso de las tecnologías de realidad virtual y realidad aumentada. Así crear un ambiente donde los objetos físicos y virtuales puedan interactuar en tiempo real. Esta nueva tecnología inmersiva tiene cada vez más aplicaciones en el sector de la salud.

Para comprobarlo, el centro avanzado de simulación clínica de IAVANTE la línea de formación y evaluación de la Fundación Progreso y Salud ha acogido un encuentro científico. Este evento lo ha organizado Microsoft, sobre la realidad mixta aplicada al ámbito de la Salud.

La reunión ha albergado 25 expertos procedentes de diferentes centros del sistema sanitario público de Andalucía. Entre ellos varios directivos, así como a representantes de la Universidad de Granada y del Parque Tecnológico de la Salud (PTS).

Se han revisado casos de usos habituales. Como la utilización de la realidad mixta para explicar al paciente cuál es el diagnóstico de su patología a través de visualización de imágenes médicas en 3D. Otro de los casos revisados ha sido su aplicación a la preparación y realización de intervenciones quirúrgicas. Gracias a este recurso el cirujano podrá consultar datos, imágenes y cualquier material médico que se haya incluido en el proceso de preparación para poder visualizarlo en el quirófano. Incluyendo la posibilidad de superponer imágenes sobre el paciente, e incluso solicitar asistencia remota conectando con otros especialistas.

La realidad mixta ofrece la posibilidad de aprender interactuando con elementos reales. Además de un conjunto de hologramas y guías virtuales que permiten asimilar todos los aspectos de un procedimiento o técnica en concreto. También se puede realizar holoportación, es decir, compartir una escena virtual entre varias personas distantes entre sí.