Los centros sanitarios del sistema sanitario público de Andalucía están incorporando estos días a los residentes que iniciarán su formación en la sanidad andaluza. Lo que significa un total de 1.587 residentes que completarán su formación en 53 especialidades. Los nuevos profesionales en formación realizarán funciones asistenciales, docentes e investigadoras en los centros e instituciones sanitarias públicas; hospitales, centros de salud y resto de dispositivos docentes durante los próximos años (de dos a cinco, en función de las especialidades).

La categoría más numerosa de esta promoción de residentes es la de Medicina de Familia y Comunitaria, con 407 profesionales; seguida de Enfermería, con 199. El resto de las especialidades más destacadas son Pediatría, con 73 profesionales, Medicina Interna (64 plazas), Anestesiología y Reanimación (57), y Obstetricia y Ginecología (50).

El periodo de formación se desarrollará bajo la supervisión y apoyo de un tutor principal. Éste último acompañará a cada residente a lo largo de todo su proceso formativo y de especialización; y a su vez con la participación activa y constante del resto de profesionales que prestan servicio en los centros acreditados para la docencia en la comunidad autónoma andaluza.

Acto de bienvenida institucional de la sanidad pública andaluza que han podido seguir los residentes

El director gerente del Servicio Andaluz de Salud (SAS), Miguel Ángel Guzmán; y el secretario general de Investigación, Desarrollo e Innovación, Isaac Túnez, han presidido un acto de bienvenida institucional que han podido seguir los profesionales desde sus propios centros. Tmabién han participado el médico de Familia, Fernando Fabiani; y una residente que acaba de terminar su formación en Urología en el Hospital Virgen del Rocío, Inés Rivero.

En palabras del gerente del SAS, los nuevos profesionales «vienen a aportar siempre un valor fundamental para el sistema sanitario público de Andalucía, que es la vocación y el compromiso con la sociedad y el bienestar de la ciudadanía». Guzmán ha añadido que es «más necesario si cabe en una situación como la que vivimos por culpa de la pandemia».

Isaac Túnez ha querido destacar que «el modelo de formación de especialistas en Andalucía da una especial importancia a la bioética y profesionalismo sanitario; al trabajo en equipo, a la metodología de investigación clínica y a la asistencia basada en la evidencia, calidad sanitaria y seguridad del paciente».