examen-ugr-granada

Un total de 47.807 estudiantes andaluces se concentrarán los entre los próximos 15 y 17 de junio para examinarse de la Selectividad. Estos alumnos proceden de de Bachillerato y Formación Profesional de Grado Superior, con todas sus asignaturas aprobadas. Este año se tendrán que aplicar las medidas higiénico-sanitarias indicadas del Covid-19. En Granada se examinarán un total de 6.526 alumnos.

Para acoger a todos los estudiantes, se han seleccionado 181 sedes en toda Andalucía, entre facultades, centros adscritos o institutos. De esta forma, se podrá reunir a los más de un millar de centros educativos convocados para esta prueba. El año pasado se contó con el mismo número de espacios habilitados que incrementaron de forma considerable para intentar respetar la medida de seguridad entre alumnos y evitar al máximo sus desplazamientos.

De las 181 sedes dispuestas, 108 se ubican en municipios de las distintas provincias, además de en varias ciudades de Marruecos, Ceuta y Melilla. Y 73 están repartidas por las capitales andaluzas. La UGR ha conseguido habilitar 41 sedes; 19 de ellas en la capital, 11 en la provincia y otras 11 en cuidades de Marruecos, Melilla y Ceuta.

Medidas de seguridad que se adoptarán

A lo largo de la duración de estas pruebas, se tendrá que respetar las medidas acordadas para garantizar la seguridad de todos. Por ello, se dispondrá de un tercio como aforo máximo y el uso de mascarillas para alumnos, profesores y vigilantes. Entre las instrucciones concretas relacionadas con las instalaciones, se debe garantizar el máximo de distanciamiento posible entre los estudiantes. Para el caso de clases con bancadas escalonadas, y cuando sea posible, se aconseja dejar una fila intermedia vacía. Además, plantea la posibilidad de que en cada jornada los alumnos ocupen la misma mesa y aula en los diferentes exámenes del día.

En este apartado de espacios, las instrucciones destacan la importancia de mantener una adecuada ventilación natural de los locales y aulas varias veces al día, antes y después de su uso y durante los descansos de las pruebas. Este protocolo fija también la necesidad de un plan reforzado de limpieza y desinfección específico, complementando el que ya pueda existía en el centro. Los locales, espacios, mobiliario, instalaciones, equipos y útiles se someterán a una limpieza y desinfección antes del día de inicio de la evaluación y en los descansos de cada examen se realizarán estas tareas en cada aula usada