El balonmano granadino recibió una gran noticia el pasado fin de semana. En el día de ayer, domingo 6 de septiembre, la jugadora sexitana Paula García Ávila se proclamó campeona de la Copa de la Reina 2020. Lo hizo junto a su equipo, el Rincón Fertilidad Málaga. El torneo se celebró desde el pasado jueves, precisamente en tierras malagueñas, en el Polideportivo El Limón de Alhaurín de la Torre.

El conjunto blanquinegro en el que milita la granadina debutó en la Copa de la Reina contra el Rocasa Gran Canaria. La de Almuñécar fue importante para conseguir la victoria el pasado jueves en cuartos de final contra el equipo insular. Anotó tres tantos para vencer a las canarias por 23-18 y asegurarse un puesto en las semifinales del sábado.

En la penúltima ronda del torneo se vivió el mejor partido de toda la Copa. El Rincón Fertilidad Málaga se enfrentaba al Liberbank Gijón. La eliminatoria se decidió desde los 7 metros después de que malagueñas y asturianas empatasen a 22 goles tras el tiempo reglamentario y a 24 tras la prórroga. Cinco goles anotados por las malagueñas en la tanda, uno de ellos por la granadina que ya había anotado cuatro durante el partido, por solo tres de las asturianas decidieron la semifinal y dieron la victoria al equipo andaluz.

Ayer domingo, por último, se jugó la gran final del torneo. En ella, el Rincón Fertilidad de Paula García se enfrentaba al BM Elche. Las alicantinas se habían deshecho del vigente campeón en cuartos de final y del BM Aula Valladolid en semifinales. Pero no pudieron con la sexitana y sus compañeras y cedieron por 20-24 en un partido en el que la pivote granadina anotó tres tantos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *