Las últimas medidas aprobadas por la Junta de Andalucía el pasado fin de semana parece no estar surtiendo efecto en la provincia de Granada, donde la pandemia continúa haciendo estragos día tras día. Este martes 20 de octubre ha habido un repunte en las cifras de la pandemia. Hasta 685 nuevos contagios se han detectado en las últimas 24 horas. Un total de 15.412 personas en Granada han dado positivo en un PCR desde marzo.

Además, se han hallado dos nuevos focos de contagio en el área metropolitana y en la comarca de Baza, ambos en residencias. Se han registrado 26 positivos en la residencia Entreálamos de Atarfe, de los que siete son usuarios y 19 son profesionales. El otro brote se ha dado en la residencia La Torre de Caniles y cuenta con 12 contagios, de los que 11 son usuarios y uno es un trabajador.

Corren malos tiempos para las residencias. Se han sumado 38 nuevos contagios al brote hallado ayer lunes 19 de octubre en la residencia lojeña de Nuestra Señora de la Misericordia, que alberga 49 positivos, de los que 36 son residentes y 13 son trabajadores. Por su parte, el brote de la residencia Alicante de Peligros ha añadido cuatro positivos más este martes. Ya son 24 casos positivos los que alberga, de lo que 15 son usuarios y 9 son profesionales.

También se han contabilizado seis nuevas defunciones a causa del virus en Granada. Ya son 386 los fallecidos por coronavirus en la provincia desde el principio de la crisis sanitaria. Se trata de la tercera cifra más alta de toda Andalucía, tan solo por debajo de los 454 de Sevilla y los 450 de Málaga.

Por otro lado, 65 personas se han recuperado por completo de la pandemia este martes en Granada. En total, la provincia cuenta con 4.693 recuperados del COVID19.

Colapso hospitalario

En lo respectivo a las hospitalizaciones, este martes se han producido 34 nuevos ingresos hospitalarios en Granada. Ya son 306 las hospitalizaciones que se encuentran activas en la provincia, de las cuales 35 son en UCI.

Esta situación está afectando a los centros hospitalarios de la capital. Tanto el hospital Virgen de las Nieves como el San Cecilio se han visto obligados a reducir su actividad quirúrgica para atender la creciente demanda de coronavirus en Granada. De este modo, solamente pasarán a quirófano las cirugías de urgencia y de pacientes oncológicos.

También se reducen las consultas presenciales y se pretende potenciar las consultas telefónicas y telemáticas. Cada centro hospitalario evaluará la situación la semana que viene para decidir si se aumenta, si se mantiene o, en el peor de los casos, se vuelve a reducir aún más la actividad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *