El próximo domingo día 2 de octubre a las 18:30 horas, el Granada C.F recibe a la S.D. Huesca. El conjunto altoaragonés llega a la ciudad de la Alhambra con la intención de vencer  a un equipo que no ha encontrado la estabilidad necesaria debido a sus malos resultados fuera de casa.

Después de que la temporada pasada la S.D Huesca rindiera muy por debajo de lo esperado, el “Cuco” ha llegado a la capital oscense para tratar de poner al equipo en la zona alta de tabla a través de la solidez defensiva, transiciones rápidas y pegada arriba. Tres características que ya mostró en Oviedo y que dejó al equipo ovetense a las puertas del Play-Off, tras aquella derrota en Gran Canaria.

La Sociedad Deportiva Hueca es un equipo de autor: un bloque defensivo cada vez más engranado con capacidad para defender en bloque bajo y también efectivo ejerciendo una presión media-alta cuando la situación lo requiere; capacidad para mantener la posesión en zona propia para atraer al rival y así lanzar a las bandas; y sobre todo, un equipo en el que el esfuerzo prevalece por encima de los grandes nombres.

Virtudes y Defectos

El equipo azulgrana suele presentar un 1-4-4-2 como dibujo principal con un bloque medio-bajo. Priorizan en todo momento mantener las líneas juntas para impedir circulaciones en pasillos interiores.  Sin duda, la mejor virtud del equipo es la salida por banda a máxima velocidad. Con Pablo Tomeo ejerciendo de ancla en el medio, Óscar Sielva es el encargado de proyectar a Marc Mateu -seria duda por molestias físicas- y a un hombre que ha caído de pie en el engranaje del “Cuco”: Patrick Soko. Mención especial para el camerunés porque sus condiciones para correr al espacio y desequilibrio en velocidad serán un examen de nivel para Quini.

Defensivamente el equipo sufre en transiciones ataque-defensa ya que una vez pierde la pelota el equipo tiende a partirse porque no todos los jugadores recuperan su posición por igual. Además, S.D Huesca ha mostrado muchas carencias a la hora defender las jugadas a balón parado. Ocasionales despistes individuales han provocado que cuatro de los siete goles recibidos hayan sido en jugadas de estrategia. A pesar de todo eso, ha mantenido la portería a cero en tres ocasiones.

Mercado de fichajes mermado

Uno de los mayores quebraderos de cabeza para José Ángel Ziganda, durante las primeras semanas del campeonato, ha sido la falta de efectivos en defensa. David Timor parece ser la solución a corto plazo acompañando a Jorge Pulido, después del fallido intento de Hugo Anglada. Jérémy Blasco también ha hecho un buen papel como defensa central, aunque su posición natural es la de lateral derecho. En ataque, tampoco son todos los que deberían, de ahí la aparición del joven Carlos Kevin.

Luces y sombras para un equipo que está en pleno crecimiento. Sin duda, la S.D Huesca tiene capacidad suficiente para poner en aprietos a uno de los gallitos de la categoría y como dice Ziganda: «no sería un milagro ganar en Granada».

Ases a seguir:

Juan Carlos Real: El renacido. El jugador gallego ha encontrado su mejor versión haciendo de enlace arriba y anotando goles importantes. Cuando Juan Carlos se siente importante es un jugador diferencial.

Andrei Ratiu: El internacional por Rumanía llega después de jugar 180 minutos y con muy poco descanso. Es posible que no salga de inicio por este motivo. Blasco se postula como alternativa.

Marc Mateu:  Entre algodones tras las molestias musculares que sufre desde hace unas semanas. Su velocidad por banda y su guante para centrar al área es clave en el juego de su equipo.

Sielva: Prohibido hacer faltas en la frontal del área.

Bajas confirmadas: Joaquín Muñoz y Dani Escriche.

Posible Alineación:

Andrés Fernández; Ratiu/Blasco, Jorge Pulido, David Timor, Florian Miguel; Patrick Soko, Pablo Tomeo, Óscar Sielva, Marc Mateu; Juan Carlos Real, Carlos Kevin