La Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades pone a disposición de la UGR 24,34 millones de euros hasta 2023. Así hacen frente al impacto que la pandemia ha tenido en la organización del nuevo curso. De esta forma llevan a cabo inversiones en infraestructuras que fomenten la actividad económica.

Del total, 13,17 millones proceden de la partida de 61 millones del Fondo COVID dirigidas a las universidades públicas. Destinados a compensar el esfuerzo económico realizado. Con el fin de sufragar gastos extraordinarios derivados del coronavirus. El uso de este recurso se circunscribe al curso 2020-2021. Entre las iniciativas financiadas se encuentra la adecuación de espacios o planes propios. También acciones para reforzar la digitalización de los recursos docentes e investigadores. Así como intensificar el uso de herramientas digitales por el profesorado. Garantizando a los estudiantes la adquisición de competencias digitales.

La Junta de Andalucía hará efectiva en los próximos días la transferencia de esos 61 millones de euros. Van dirigidos al sistema universitario público andaluz. Su distribución se ha realizado en función de los estudiantes matriculados, Ya sean en grados, másteres y doctorado que cuentan las instituciones académicas. Así, la UGR con 52.447 estudiantes, es la segunda con mayor porcentaje de la cartera, el 21,69%.

El Gobierno central construyó el Fondo COVID-19 con un presupuesto de 16.000 millones. El fin era que los gobiernos regionales financiasen el coste de la pandemia. Compensar la reducción de los ingresos por la menos actividad económica.

Los restantes 11,17 millones de euros se enmarcan en el Plan de Inversiones de 165 millones de euros. Autorizado por la Consejería de Transformación Económica. Así puede ser usado hasta 2023 por todas las instituciones académicas andaluzas. Para el impulsar o adecuar de infraestructuras. Estos fondos tienen la condición de remanentes de tesorería no afectados. Son los sobrantes de presupuestos con los que se dotan anualmente cuando los gastos son inferiores a los previstos.

Estos remanentes estarán listos cuando Rogelio Velasco, consejero, apruebe los diferentes programas de inversiones presentados por las universidades. En el caso de la UGR, los 11,1 millones podrán utilizarse para diferentes actuaciones. En ellas se incluyen reformas de edificios o iniciativas relacionadas con las TIC.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *