granada-paok-gonalons

El Granada CF es a día de hoy líder del grupo E de la UEFA Europa League con diez puntos. Los tres triunfos y el empate cosechado por los rojiblancos en los cuatro primeros enfrentamientos de la competición dejan a los de Diego Martínez en muy buena posición de cara a clasificarse para la siguiente ronda. Algo que podría suceder tras el próximo encuentro.

Este jueves 3 de diciembre el Granada recibirá en Los Cármenes al PSV Eindhoven, conjunto al que los rojiblancos lograron derrotar en tierras holandesas. En caso de una nueva victoria, el cuadro nazarí se alzaría con el pase a dieciseisavos de final y como primero de grupo de manera matemática.

El Granada también avanzaría a la siguiente ronda como primer clasificado en caso de empatar ante el PSV, siempre y cuando el PAOK pinchase en su visita al Omonia. Por otro lado, si el PAOK vence en Nicosia y los rojiblancos firman las tablas ante los holandeses, el Granada certificaría su pase a dieciseisavos, pero debería esperar al último partido ante los griegos para determinar si como primero o segundo de grupo.

Por otro lado, si el conjunto de Diego Martínez sucumbe ante el PSV, el Granada necesitaría que el Omonia le robara algún punto al PAOK para conseguir su billete a la siguiente eliminatoria continental. En este caso, el primer puesto del grupo se lo disputarían Granada y PSV en el choque restante, pues el PAOK quedaría virtualmente eliminado si empata o matemáticamente eliminado si pierde ante el conjunto chipriota.

Final de infarto

En el peor de los casos, si el PSV vence a los rojiblancos y el PAOK se lleva la victoria en Chipre, el Granada no avanzaría a dieciseisavos y se lo jugaría todo en un final de infarto y de transistor. El Granada se mantendría como primero de grupo con 10 puntos, el PSV sería segundo con 9 puntos y el PAOK, tercero con 8 puntos a falta del desenlace final. Tres equipos peleando por dos puestos y un choque directo entre dos de ellos: PAOK y Granada en el estadio heleno de La Tumba el 10 de diciembre.

Además, el PSV recibiría a un Omonia sin opciones en la jornada final. En tal situación, los nazaríes necesitarían como mínimo empatar contra el club de Salónica para meterse en dieciseisavos, con el riesgo de que un triunfo de los locales en el Philips Stadion los relegara a la segunda plaza después de haber dominado el grupo desde el inicio del torneo.

Mirando el lado positivo, son muchas las opciones que posee el Granada para seguir alargando su periplo continental. Sumando un punto de los seis que restan, los rojiblancos avanzarán a la siguiente fase. Con dos, lo harán como primeros de grupo. El objetivo es el mismo: que el ‘EuroGranada’ siga haciendo historia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *