Las Escuelas de Verano del distrito Norte celebran su décimo tercera edición con  la participación de 250 niños y niñas de edades comprendidas entre los 6 y 17 años, a los que se suman este año 60 menores procedentes de Ucrania, que a lo largo de todo el periodo vacacional van a recibir atención social y educativa, así como un programa específico de alimentación.  

El alcalde de Granada, Francisco Cuenca, en visita al CEIP (Centro infantil y de Atención Primaria)  Juan Ramón Jiménez, uno de los dos centros donde se imparte por parte de la Fundación Obra Social Padre Manjón con la colaboración del Ayuntamiento de Granada y la Junta de Andalucía este programa de atención socio educativa, ha puesto de relieve que, en esta ocasión, la participación de 60 niños y niñas y adolescentes que se encuentran en la actualidad acogidos dentro del programa de acogida en Granada, por lo que “este programa les permite abordar su integración social”.

Francisco Cuenca ha subrayado la importancia de las Escuelas de Verano de Norte dada la “atención permanente” que se proporciona a niños y niñas en situación de vulnerabilidad mediante una atención e intervención social con actividades lúdicas y educativas, “que a la vez les permite una interacción social entre los escolares y con la que se complementa la atención educativa y social que reciben a lo largo del curso”.

Acompañado por los concejales de Derechos Sociales, Nuria Gutiérrez, y de Educación, Jacobo Calvo, y por el presidente de Fundación Obra Social Padre Manjón, Trinitario Betoret, el máximo responsable municipal ha indicado que, a su vez, este año se ha posibilitado la participación de niños de 5 años con hermanos inscritos en el programa y se ha procedido a la contratación de personal técnico de  integración social para atender a dos menores con diversidad funcional (parálisis cerebral y TEA), “que requieren atención continuada de un especialista”.

Las Escuelas de Verano del Distrito Norte, con una aportación municipal de 52.500 euros, se desatollarán en el CEIP Juan Ramón Jiménez, donde asistirán entre 150 y 175 menores, y el CEIP Andalucía, donde se prevé la asistencia de hasta 75 niños y niñas. En relación a los menores procedentes de Ucrania, han sido derivados por Cruz Roja a través de los Servicios Sociales Comunitarios del Ayuntamiento de Granada.

Según ha explicado, se va a desarrollar una programación con temáticas educativas, fomentando valores de convivencia, de relaciones y de desarrollo emocional. El programa cuenta con un aula matinal y atención individualizada a las familias, así como  ofrecerá diferentes actividades como talleres semanales dentro y fuera del centro, salidas lúdicas, excursiones, juegos educativos, asambleas, grupos de teatro, tertulias o actividades acuáticas. Además, hay servicio de comedor, desayuno y meriendas.

Cuenca ha afirmado que este proyecto es una alternativa lúdico-educativa para todos los niños, niñas y adolescentes en riesgo de exclusión. en el que a través de actividades se trabaja con ellos la creatividad y la resiliencia, el desarrollo personal en grupo y el afrontamiento de situaciones de incertidumbre, estrés, duelo, inteligencia emocional y educación en valores.