mujer-tecnico

La presencia de investigadoras que trabajan en el sector público andaluz se ha incrementado en el área de ingenierías y tecnologías un 6,44%, según desvela el informe ‘Mujeres en el Sistema Andaluz del Conocimiento (AAC) 2019’ de la Agencia Andaluza del Conocimiento (AAC).

En el caso de la Administración pública andaluza, que aglutina a centros de investigación de la Junta y del Gobierno central, fundaciones y otras entidades públicas, el documento revela que las investigadoras en las ramas de ingenierías y tecnologías pasan de tener una presencia del 1,75% al 3,27%. En este ámbito la mayoría de las mujeres con carreras científicas desempeña su trabajo en el entorno de las ciencias médicas, que aglutinan actualmente al 68,65%, lo que supone 3 de cada 5.

En cuanto a la enseñanza superior, cuyo peso recae fundamentalmente en las universidades, la labor del personal investigador femenino en la ingeniería y la tecnología han escalado hasta el 19,19%, frente al 18,73% anterior. No obstante, la mayoría de las investigadoras se concentra en gran medida en las ciencias sociales (29,70%) y las ciencias exactas y naturales (20,14%). Por su parte, en las ciencias médicas pasan del 15,20% al 15,34% y en las ciencias agrarias del 1,81% pasan al 1,89%.

Con carácter general, en 2019 aumentó la presencia de personal investigador femenino de la Administración pública, donde alcanzó el 47,69% frente al 45,66% anterior. La enseñanza superior se mantiene prácticamente invariable (41,66% frente al 41,65% de 2018). En el sector privado, por el contrario, el porcentaje de investigadoras descendió ligeramente, pasando del 29,29% al 28,97%, según refleja el informe.

Atendiendo a la presencia de mujeres en las carreras universitarias, el informe revela un aumento del alumnado femenino matriculado en estudios de grado y de primer y segundo ciclo en las enseñanzas de ingeniería y arquitectura.

Estudios superiores y empleabilidad

Las féminas han aumentado levemente pasando del 23,47% al 23,56% en el curso 2019-2020. También aumentan en las ciencias de la salud, donde pasan a representar el 72,01% frente al 71,56% anterior. También contempla un ligero incremento en el número de catedráticas en las áreas de ingenierías. Ya representan el 12% frente al 11,8% de 2018, y frente al 8,7% que suponían en el curso universitario 2016-2017.

Atendiendo al grado de empleabilidad en relación con el nivel de estudios, los datos reflejan que en Andalucía la tasa de población femenina con estudios superiores que permanece ocupada alcanzó en 2019 el 44,25%. Se sitúa así casi cuatro puntos por encima de la media de la Unión Europea (40,47%), y frente al 43,1% de 2018. Esto supone un incremento interanual del 6,6% y un total de 594.100 mujeres.