El Ayuntamiento de Granada ya ha iniciado el traslado de las personas sin hogar que se encontraban alojadas en el Pabellón Paquillo Fernández. Ha sido en la mañana de hoy, viernes 27 de marzo, aproximadamente a las 9:00 cuando se ha comenzado a transportar a los usuarios de este servicio. El viaje de estas personas, que se alojarán a partir de ahora en el Palacio de Deportes de la capital granadina, se ha realizado en autobuses públicos de la ciudad, con ocho personas en cada vehículo, para salvaguardar siempre la distancia de seguridad.

Personas sin hogar llegan al Palacio

El alcalde, presente a su llegada

A su recepción en el recinto techado del Zaidín han acudido el alcalde de Granada, Luis Salvador, y el Concejal de Derechos Sociales, José Antonio Huertas. El regidor granadino consideraba como “muy importante” el traslado de este grupo de personas al Palacio porque “era necesario, porque el Paquillo Fernández se abrió con la mejor voluntad y se ha quedado pequeño. Así no podíamos dar la calidad de atención que necesitan estas personas. Además, hay otras personas que necesitan este servicio y no se les podía prestar porque no había sitio. Ya había gente durmiendo en el suelo y vamos a pasar a una instalación más amplia. Fermasa era el sitio deseable, pero al no tenerlo disponible este era el único en el que podíamos instalarlos”.

Hacía saber también Salvador que “algunos vecinos de la zona del Paquillo se habían quejado, porque había mucho ruido, por eso la zona de esparcimiento aquí estará entre el Palacio y Los Cármenes. Será una zona cerrada solo para ellos”. Por último, el alcalde informaba de que “las instalaciones del Palacio que no sean necesarias estarán cerradas magnéticamente. Sí se han habilitado zonas que pudieran ser de aislamiento. Habrá también una zona de despacho para los trabajadores, botiquín, camilla, cocina… Todo funciona con un estricto protocolo”.

Personas sin hogar llegan al Palacio

Más brevemente se expresaba el concejal, que hacía hincapié en el “trabajo de equipo para que esto haya salido adelante” y también en la ampliación de los servicios con “cuatro comidas al día y, además de la zona exterior comentada por el alcalde, una zona de esparcimiento interior. En ella, los trabajadores de la Fundación Atenea, impartirán talleres socioculturales y de entretenimiento para que estas personas puedan pasar las veinticuatro horas de la mejor manera”. Además, informaba del aumento de personal de seguridad y de trabajadores de Atenea.

Precisamente, al frente de todos esos trabajadores se encuentra Alberto Fernández Muñoz, quien también compareció ante los medios. “Podemos atender a casi cien personas con las camas que tenemos ahora e intentaremos conseguir más. Mantenemos todos los servicios e incorporamos alguno más. Hemos realizado una selección exprés de personal para ampliar el número hasta 33 empleados, a los que hay que sumar los trabajos de seguridad y limpieza”, comentaba el encargado del operativo. Por último, explicaba el proceso de llegada de los nuevos usuarios: “Entran, se les da unos guantes de látex y pasan directamente a la ducha. Después, se les realizan tres tomas de temperatura diaria y si hay algo extraño pasa a zona de aislamiento. Entonces se contactaría con las autoridades sanitarias y actuaríamos según sus recomendaciones”.