Según apuntó el ministro de Sanidad, Salvador Illa, el pasado lunes, España podría recibir las primeras vacunas del coronavirus a partir de diciembre. Serían un total de 3 millones de vacunas procedentes de la investigación desarrollada por la Universidad de Oxford y la compañía AstraZeneca.

El presidente Pedro Sánchez ha reconocido esta posibilidad. Sin embargo, la vacuna se ha topado con el primer alto en el camino. La compañía estaba realizando pruebas de su vacuna en más de 30.000 personas, pero estas se han interrumpido de manera temporal tras detectar un efecto secundario nocivo en una de ellas.

AstraZeneca ha descrito este efecto secundario como “una enfermedad potencialmente inexplicable”, aunque no ha dado detalles. Por otro lado, la compañía espera que el paciente se recupere adecuadamente. Si finalmente la vacuna superase los análisis clínicos pertinentes y diera comienzo su distribución, Europa adquiriría treinta millones de dosis. De estas treinta, aproximadamente tres se destinarían a nuestro país, un 10% del total.

Posteriormente a esta previa adquisición, se produciría un suministro regular de la vacuna en todos los países de la UE, entre ello España. Además, Illa ha adelantado que las primeras personas en recibir la vacuna en España serán los grupos de mayor riesgo y los colectivos de mayor contacto con estos grupos más vulnerables.

De esta manera, cabe suponer que el personal sanitario será uno de estos dos grupos que accederán a la vacuna contra el COVID19 en primer lugar. Además, los ancianos residentes en residencias serían otros de los beneficiados. Pararelamente, otras investigaciones se están llevando a cabo en todo el mundo para poder encontrar la cura a la pandemia. Una de ellas es la de la empresa Janssen, una investigación en la que España se involucrará realizando un ensayo clínico en Santander y Madrid.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *