Financiación-universidades-públicas

La Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades impulsa las Bases del Modelo de Financiación Pública Ordinaria de las universidades públicas andaluzas. Consiste en sustentar el nuevo sistema de asignación de recursos, que primará el rendimiento y la excelencia, a su vez garantizará la suficiencia financiera y proporcionará una dotación adecuada para un desarrollo eficiente. El modelo se aplicará en las diez universidades públicas andaluzas durante el periodo 2022-2026.

Actualmente, se encontraba vigente el proyecto del 2002, que estaba divido en varios modelos. El primero, se aprobó para el periodo 2002-2006, al que le siguió el definido para los años 2007-2011, que se fue prorrogando hasta 2016. El objetivo común ha sido el de cubrir costes, pero con una financiación vinculada más a la cantidad que a la calidad.

Explicación

El nuevo proyecto, dará más transparencia y coherencia al sistema. Gracias al reparto basado en la suficiencia, equidad y eficiencia. Se pretende dotar de flexibilidad a los criterios de valoración, de forma que se puedan realizar ajustes sin necesidad de tener que redefinir la estructura de base. Además, se busca asignar agilidad a la aprobación del modelo de financiación ordinaria con independencia de la discusión sobre las variables.

Financiación en bloque

En el primer bloque, supone el 90% del total de los recursos públicos de la Junta. Se pretende cubrir los costes salariales, de funcionamiento y de mantenimiento, debido a que suponen el 80% de ese total. El 10% restante se destinará a propiciar la convergencia entre las universidades.

Mientras tanto, el segundo bloque, viene definido por la financiación estratégica. Suma un 10% y está dirigida a mejorar los resultados docentes y de investigación. Los fondos asignados, serán decisión de las propias universidades en función de sus necesidades y en el ejercicio de su autonomía.

Fuentes de financiación

La financiación de las universidades públicas andaluzas va marcado por la financiación pública ordinaria, gracias a las transferencias de la Junta de Andalucía y que se fijan anualmente por las decisiones presupuestarias del Parlamento andaluz. El objetivo de la Consejería, es establecer un presupuesto que garantice la suficiencia financiera y permita a la comunidad aproximarse a los valores medios de los países del entorno en cuanto al PIB destinado.

A su vez, las instituciones académicas cuentan con ingresos adicionales públicos y privados. Destacan los planes plurianuales de inversiones en infraestructuras y los ingresos procedentes de programas competitivos (becas, ayudas, etc.). Los fondos privados incluyen las cuantías derivadas de tasas y matrículas, cursos, convenios, entre otros.

La inyección pública de la Junta al sistema andaluz del conocimiento se ha elevado a 251,1 millones de euros y para este 2021 se ha consignado una partida de 140 millones de euros a través de líneas de incentivos.