copa-acb-granada-real-madrid-breogan

Comenzó la Copa ACB en el Palacio de Deportes de Granada. Llegó la fecha que todo aficionado al baloncesto en nuestra ciudad llevaba esperando desde que se anunciase la ciudad de La Alhambra como sede de la edición copera de 2022. Y lo hizo con dos partidos en la tarde de este jueves, día 17 de febrero, para abrir boca. El líder de la Liga ACB al final de la primera vuelta se enfrentó en el segundo partido del día a un viejo conocido de la afición granadina, el Río Breogán gallego. Antes de eso, Joventut Badalona y Lenovo Tenerife habían disputado ya el primero encuentro de cuartos de final.

La tarde comenzó algo antes de las 18:30 h. con la presentación de los equipos en un Palacio vestido de gala. Los canarios comenzaron mucho mejor que los catalanes. Los de Badalona no estaban acertados en ataque y un Lenovo Tenerife sin muchas estridencias fue marcando las primeras diferencias en el marcador para finalizar el primer cuarto con victoria parcial por 10-21.

El segundo cuarto no cambió excesivamente el guion. La Penya no era capaz de carburar en ataque, pero sí fueron capaces de mejorar algo en defensa para que los amarillos no se escapasen mucho más en el marcador. El resultado al descanso mostraba cómo las defensas se imponían a los ataques (23-36). El tercer periodo fue similar al segundo, con no demasiado puntaje para ninguno de los equipos, aunque Joventut fue capaz de recortar mínimamente la desventaja (39-51).

El último parcial fue otra historia. El Joventut Badalona se vino arriba con la ayuda de su afición, presente en buen número en el Palacio de Deportes de Granada. Un parcial de 13-3 en cuatro minutos y medio provocó el tiempo muerto de Lenovo Tenerife (52-54). Joel Parra fue el hombre de estos minutos, sin duda. Tras la pausa solicitada por el técnico canario, los suyos reaccionaron momentáneamente y mantuvieron a La Penya varios minutos sin anotar. A esto se sumó una falta técnica señalada a Pau Ribas.

Sin embargo, los catalanes fueron capaces de ponerse por delante en el marcador con 1:04 por jugar. Tres tiros libres de Joel Parra culminaron la remontada. Pero Joventut solo volvió anotar sobre la bocina final y la victoria fue para los tinerfeños, no sin sufrir. Gio Shermadini, que recibió varias faltas en los últimos segundos del partido, sentenció desde el tiro libre y situó a los suyos en semifinales (62-64).

El segundo encuentro se inició con un Real Madrid mandón sobre el parqué del Palacio. Yabusele fue, sin duda, el hombre de este periodo, con tres triples y dos tiros libres. Breogán anotaba por medio de Dzanan Musa y Mahalbasic, con cicno y seis puntos, respectivamente. Los blancos dominaban con holgura al final de los primeros diez minutos (27-16).

Las primeras acciones de Breogán en el segundo cuarto llevaron la firma de Kalinoski, que redujo la distancia hasta el 30-23. Sin embargo, los blancos no se dejaron intimidar y con más individualidades que juego colectivo, mantuvieron una distancia prudencial en todo momento. El marcador al descanso era de 41-31.

El Real Madrid comenzó la segunda parte demostrando que no quería que el Breogán se metiese en partido. Un acertado Abalde y un ‘alley-oop’ de Heurtel para Tavares provocaron el tiempo muerto de Veljko Mrsic con 53-39 en el marcador. Las indicaciones del técnico lucense surtieron efecto y los suyos, con un parcial de 4-11, apretaron el marcador hasta el 57-50 con el que se terminó el tercer parcial.

Si los minutos finales del tercer cuarto fueron buenos para el equipo gallego, los dos primeros del último acto fueron aún mejores. Los de Mrsic se pudieron a tan solo dos puntos del Real Madrid con casi todo el cuarto final por disputar, pero una antideportiva de Sakho sobre Tavares dio aire a los blancos (62-55). Los celestes, sin embargo, no bajaron los brazos y forzaron un nuevo tiempo muerto de Pablo Laso con 62-60 en el marcador cuando restaban 4:04.

La mejor versión de equipo madridista tuvo que aparecer para conseguir el pase a semifinales. El poderío físico de Tavares en la pintura y, sobre todo, la certeza de Heurtel, tanto desde el tiro libre como en juego, fueron claves para conseguir la clasificación. Aún con todo esto, Breogán tuvo sus opciones gracias a un 3+1 logrado por Marko Lukovic a falta de 44 segundos. Una última acción de Heurtel, que levantó a su afición, sentenció el partido, que finalizó con victoria blanca por