Agentes de la Policía Nacional han detenido en Granada a una pareja de 41 y 45 años como presuntos autores de un delito contra la salud pública que habrían intentado ocultar trasladando hasta la vía pública a la madre de la detenida la cual habría fallecido en el domicilio familiar sito en la zona norte de la ciudad. Han sido incautados 142 cogollos de marihuana colgados en proceso de secado en dos habitaciones acondicionadas para dicho cultivo. A los detenidos también se les atribuye un delito de defraudación de fluido eléctrico.

Fallecimiento en la vía pública

Durante la tarde de 5 de mayo se recibió una llamada en la que se informaba del fallecimiento de una mujer de avanzada edad en la vía pública. Los agentes observaron a una mujer tendida en el suelo junto a una silla de ruedas y varios familiares a quien personal del Servicio de Protección Civil estaban intentando reanimar mediante maniobras mecanizadas de reanimación cardio pulmonar, por lo que solicitaron la presencia de una ambulancia.

Versiones contradictorias acerca del óbito de la señora

La hija de la finada manifestó que había sacado a pasear a su madre en la silla de ruedas y ésta había comenzado a encontrarse mal por lo que solicitó la ayuda de unos trabajadores del Servicio de Protección Civil. Mientras que la versión de éstos alertaba de ciertas incoherencias ya que, si bien en un primer momento les habían pedido ayuda, posteriormente y de forma incomprensible habían dificultado su actuación no permitiéndoles bajar a la señora de la silla para iniciar las maniobras de reanimación que finalmente comenzaron tras solicitarlo insistentemente. Además desde el principio de la reanimación observaron la carencia de cualquier signo de constante vital. El cadáver fue trasladado al Instituto Anatómico Forense para la realización de las pruebas y determinar la causa de la muerte.

En el domicilio, situado en la zona norte de Granada residían la fallecida de 63 años junto con su hija de 41 y su yerno de 45. Los policías encontraron dos habitaciones perfectamente acondicionadas para el cultivo a gran escala de marihuana que contaban con todo el material e infraestructura necesaria para favorecerlo y se incautaron de 142 cogollos de marihuana que se encontraban distribuidas en ambas estancias ya colgadas en proceso de secado. La vivienda también contaba con una conexión ilegal a la red pública de electricidad detectada por la empresa ENDESA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *